Madrid Salud crea un protocolo para establecer colonias urbanas de gatos callejeros

906
0
Share:

gatosMADRID. El organismo autónomo del Ayuntamiento de Madrid que gestiona las políticas municipales de Salud Pública, Madrid Salud, se encuentra a la cabeza de la creación de un protocolo para establecer colonias urbanas de gatos callejeros, para asegurar que estén «sanitariamente controlados» y en ubicaciones donde no perturben a los vecinos.

Según ha informado a Europa Press la jefa del Servicio de Coordinación de Madrid Salud, Ana Pérez, se trata de una medida que busca crear un equilibrio entre las colonias de gatos callejeros y su entorno, evitando molestias para los vecinos, que se abandonen estos animales domésticos y que proliferen por la procreación de los felinos callejeros que no están esterilizados.

Así, en diciembre de 2014 se puso en marcha el equipo ‘Abandono Cero’, coordinado por Madrid Salud, y en el que colaboran facultades de Veterinaria como las de la Universidad Complutense y de la Universidad Alfonso X El Sabio, Policía Municipal, SEPRONA, Comunidad de Madrid, el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid y la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal (FAPAM).

A través de diversas reuniones, han creado un protocolo que concluirán a finales de este mes de enero y que se prevé que esté activo en los próximos meses, por el que se capturará a los gatos callejeros, se les implantará un microchip, se procederá a su esterilización y, tras marcarles «cortándoles la punta de una oreja» para identificarles posteriormente, se les volverá a soltar en un lugar elegido en función del entorno.

El protocolo sugiere que, tras el visto bueno y concienciación de los vecinos del entorno, alguna persona, probablemente voluntaria de alguna asociación protectora de animales, se haga cargo de ser el «promotor de la colonia», controlando quiénes habitan la colonia, que sólo se provea a los animales de alimento seco para mantener el entorno limpio, y de que estos estén «sanitariamente controlados», o dispongan de un lugar de cobijo adecuado al lugar si fuera necesario.

Para ello se está realizando un registro de las actuales colonias de gatos callejeros y estudiarán la aceptación de los mismos entre los vecinos, para considerar si es necesario trasladarlos a otras zonas de la capital.

En cuanto a los costes que implicaría todo el procedimiento, Pérez ha afirmado que buscarán «patrocinios» de marcas proveedoras de alimentos para gatos, mientras que la esterilización y el control sanitario correrán a cargo del Centro de Protección Animal (CPA) de Madrid Salud, de las facultades de Veterinaria y de veterinarios particulares que se han ofrecido voluntarios. «No consiste en cargar a nadie ningún gasto adicional», ha subrayado. Europa Press.