Las últimas 108 familias realojadas de la UVA de Hortaleza reciben sus pisos

Hortaleza

HortalezaHORTALEZA. Las 108 familias de la antigua Unidad Vecinal de Absorción (UVA) de Hortaleza que comenzaron a trasladarse el pasado 14 de enero a las nuevas viviendas que la Comunidad de Madrid ha construido, a través de la Agencia de Vivienda Social, ya se encuentran realojadas en sus nuevos hogares.

Según explica el Gobierno regional a través de un comunicado, ayer entraron en sus casas los últimos vecinos que vivirán en los nuevos bloques, situados en el mismo barrio de la UVA de Hortaleza. Las nuevas casas, que se han construido con una inversión de más de 9,3 millones de euros, duplican en superficie a las anteriores y sus rentas de alquiler oscilan entre los 36,26 y los 351 euros mensuales, a las que se les suman entre 17 y 70,60 euros por las plazas de garaje.

“Los vecinos, que carecían de unas condiciones óptimas de habitabilidad, pueden disfrutar ahora de unas viviendas más modernas y espaciosas, además de continuar viviendo en su mismo barrio, por lo que podrán seguir utilizando los mismos servicios públicos”, expone el Ejecutivo autonómico.

La distribución de las viviendas y el número de dormitorios, que llega hasta cuatro, se ha realizado en función de los miembros de cada familia, por lo que cuentan desde dos dormitorios, con una superficie construida de 84,19 metros cuadrados, hasta cuatro habitaciones, con 109,56 metros cuadrados construidos.

En total hay 72 viviendas de dos dormitorios, 28 de tres, 4 de cuatro dormitorios y otras 4 adaptadas a personas con discapacidad. “Prácticamente todas duplican” al menos la superficie de los viejos pisos de la UVA de Hortaleza, que oscilaban entre los 37 y los 59 metros cuadrados.

Junto a los tres nuevos bloques de viviendas, también se ha procedido a urbanizar su entorno, creando nuevos viales compuestos por zonas estanciales y ajardinadas para uso y disfrute de estos vecinos, que “mejorarán sustancialmente su calidad de vida al pasar de un entorno degradado a otro mucho más moderno, saludable y acogedor”. Europa Press