La oposición rechaza el presupuesto municipal y obliga al Gobierno de Ganemos Pinto a prorrogar el del PP

Share:
Pinto

PINTO. El Pleno del Ayuntamiento de Pinto ha rechazado, con los votos en contra de PSOE y PP y la abstención de Ciudadanos, el presupuesto municipal de este año que, elaborado por la candidatura de unidad popular Ganemos Pinto, ascendía a 44,1 millones de euros.

El Ejecutivo local de Ganemos Pinto precisaba del apoyo de los socialistas para hacer prosperar las cuentas, por lo que se mantuvieron reuniones previas, pero finalmente, los cinco concejales del Partido Socialista han decidido votar en contra, lo que obligará a prorrogar las cuentas del pasado año, que elaboró el PP.

Desde Ganemos Pinto se ha asegurado que «ahora toca trabajar con los presupuestos prorrogados que preparó el Partido Popular para el 2015, cuando había casi ocho millones más de presupuesto, y en los que las políticas sociales brillaron por su ausencia».

En este sentido, el partido de Gobierno ha manifestado sentirse «triste y profundamente decepcionado» con el voto en contra del PSOE.

«Tristes, han alegado, porque pensábamos con honestidad que estos eran los mejores presupuestos que podíamos presentar, preparados con tiempo y con el consenso con los demás grupos; y decepcionados, porque pensábamos que haber sorteado el problema de la drástica bajada de recursos pero, por el contrario, haber logrado potenciar las partidas sociales nos situaba en la misma sintonía que se le presupone al PSOE de Pinto».

Según han argumentado los socialistas, los presupuestos contienen «errores que afectaran al futuro de Pinto», ya que, en algunas partidas, se han presupuestado «cantidades inferiores a las establecidas en los contratos», en ayudas tan «relevantes como ayuda a domicilio o teleasistencia».

«Siete meses después, el PSOE, en coherencia, ha tenido que votar en contra de los presupuestos porque ni Ganemos ni su gestión son de izquierdas», ha señalado el Partido Socialista, para quien el documento presupuestario adolece además de «graves carencias».

En este sentido, han apuntado que no hay partidas para la «lucha contra el acoso escolar o contra la discriminación del colectivo LGTB», y que «sólo hay 20.000 euros para arreglar colegios públicos», mientras que se reservan «85.000 euros a arreglar los aledaños de la Torre de Éboli para conseguir un supuesto contrato con su propietario».

El portavoz socialista, Juan Diego Ortiz, ha declarado que «no hay inversiones en los presupuestos, y tampoco se está buscando financiación para poder mantener los servicios públicos sin cargar a los vecinos con toda la presión fiscal». Europa Press