Un libro blanco repleto de datos sobre la patología dual

De izquierda a derecha: 
Prof. Miguel Casas(Presidente de la Fundación española de Patología Dual), D. Francisco Babin Vich( delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas), Prof. Pedro Ruiz (Ex Presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría )y Dr. Néstor Szerman (Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual)

De izquierda a derecha: Prof. Miguel Casas(Presidente de la Fundación española de Patología Dual), D. Francisco Babin Vich( delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas), Prof. Pedro Ruiz (Ex Presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría )y Dr. Néstor Szerman (Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual)


De izquierda a derecha: Prof. Miguel Casas(Presidente de la Fundación española de Patología Dual), D. Francisco Babin Vich( delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas), Prof. Pedro Ruiz (Ex Presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría )y Dr. Néstor Szerman (Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual)

De izquierda a derecha: Prof. Miguel Casas(Presidente de la Fundación española de Patología Dual), D. Francisco Babin Vich( delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas), Prof. Pedro Ruiz (Ex Presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría ) y Dr. Néstor Szerman (Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual)

SANIDAD. Sociedad Española de Patología Dual (SEPD) y la Fundación de Patología Dual (FPD) han elaborado y presentado el libro blanco “Recursos y Necesidades Asistenciales en Patología Dual”.

La Patología dual es la denominación aplicada, en el campo de la salud mental, para aquellos sujetos que sufren de forma simultánea o a lo largo del ciclo vital de una adicción y otro trastorno mental.

Las adicciones pueden ser a sustancias integradas en nuestra cultura como el tabaco, la xantina (café por ejemplo), alcohol, analgésicos o aquellas no integradas como el cannabis, los estimulantes, (cocaína, anfetaminas, etcétera) y los opioides. También se incorporan adicciones comportamentales como la Ludopatía.

Lo interesante de este informe (libro blanco) realizado mediante encuestas a más de 600 profesionales es haber puesto de manifiesto que la mayoría de los profesionales (psicólogos, psiquiatras, enfermera médicos de cabecera y trabajadores sociales) que trabajan con pacientes con patología dual tiene poco o nulo conocimiento sobre los recursos de que disponen para tratar este trastorno en sus distintas áreas geográficas. Por ello solo un 29,6% de la encuesta realizada entre los 659 profesionales afirma conocer en su totalidad los recursos específicos de su comunidad autónoma sobre patología dual. El 53,5% afirmó conocer apenas parcialmente los medios a su alcance.

“Existen en general dos redes asistenciales para un único enfermo, que sufre de conductas adictivas y otros trastornos mentales, quien tiene dificultades para encontrar la puerta acertada”. Esto ha dado lugar al llamado ‘síndrome de la puerta equivocada’”, explica el Dr. Nestor Szerman, Presidente de la SEPD. “Las razones de esta disociación –continúa- es histórica, en la creencia de un origen social de estos trastornos, sin los conocimientos actuales que aportan las neurociencias y que indican factores y sustratos cerebrales comunes para ambas manifestaciones de la enfermedad mental. Al tener dos sistemas con diferentes filosofías, estas redes trabajan de forma totalmente separada, por lo que es imprescindible la integración funcional de todas las redes sanitarias públicas que tratan al enfermo mental (esto incluye las específicas de Salud Mental y los dispositivos asistenciales específicos a pacientes con trastornos por consumo de sustancias cuando se encuentren disociados)”.

“No puede ser que venga una persona con depresión que además toma cocaína y se le diga: ‘Primero quítese la cocaína y luego le trataré la depresión’”, ha señalado Miquel Casas, presidente de la Fundación de Patología Dual y quien acuñó dicho término en España. “Con un abordaje separado no se consiguen los mismos resultados que con un abordaje integral”, ha indicado.

Sobre la incidencia de la patología dual en la sociedad hay que remitirse a un estudio realizado en la Comunidad de Madrid en 2009 en el que el 51,9% de los asistentes a centros de desintoxicación presentaban este problema.

Por patologías, la patología dual se presenta en el 70-80% de los pacientes con esquizofrenia, en más del 60% en los pacientes con trastorno bipolar, más del 70% en trastornos de personalidad graves y más del 30% en trastornos por ansiedad y depresión, según datos de la SEPD. “Un porcentaje importante de los pacientes con trastornos mentales graves ocultan el uso problemático o adictivo de sustancias y un porcentaje de individuos que demandan atención por conductas adictivas no son diagnosticados de su otro trastorno mental”.

La atención de estos pacientes presenta importantes dificultades a la hora de realizar la valoración y el diseño de la intervención debido a la complejidad del diagnóstico, la dificultad para prever la sintomatología y evolución del paciente, un peor pronóstico en tratamientos y las tasas más elevadas de morbilidad y mortalidad asociados a esta patología”, explica el Dr. Szerman. Las sustancias con mayor peso asistencial en pacientes con enfermedad mental han sido el alcohol y los opiáceos, que cada una ha acaparado el 30% del volumen asistencial, seguidas de la cocaína (21%) y el cannabis (14%), según los datos del Plan Nacional Sobre Drogas (PNSD) de 2013. A éstas habría que añadir, según la SEPD, el tabaco, que probablemente sea la sustancia adictiva más utilizada por los enfermos mentales; además de las adicciones comportamentales, como el juego patológico, que cursa casi en su totalidad con otros trastornos mentales.

En resumen, este estudio nos revela la importancia del problema, marca el camino a seguir, empezando por la prevención y siguiendo por la importancia del diagnóstico precoz, lo que requiere más recursos de los existentes. La prevención ha de comenzar desde la adolescencia, de ahí la importancia de un plan nacional de educación que contemple a los adolescentes como un proyecto de integridad en el presente y en el futuro. Actualmente las nuevas tecnologías (adicciones a internet que facilitan las ludopatías), el acceso a sustancias cada día diferentes, pero todas ellas igualmente creadoras de adicciones, comportan un alto riesgo generando una enfermedad que hasta ahora considerábamos “vicio”.

Toda la información contenida en este “libro blanco” y otras muchas serán reveladas en las XVIII Jornadas Nacionales de Patología Dual que se celebraran en Madrid los días 14 al 16 de abril. Para más información: http://www.patologia-dual.com/

Para que todos nos hagamos una idea de gravedad de este colectivo señalaremos que el ex-consejero de sanidad del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto, ya señaló en marzo de 2015 que de las cerca de 7.000 primeras consultas que cada año se registran en las unidades de Salud Mental y en la Unidad de Conductas Adictivas, se estima que un 28% tienen un diagnóstico de patología dual (trastorno mental y adicción). Asimismo se constata que un 45% de los ingresos registrados en la Unidad de Agudos de Psiquiatría presenta patología DUAL.

Por José Manuel Dolader y Francisco Forte.