Arganda de Rey aprueba los presupuestos de 2016 con Sanidad, Educación y Cultura como prioridades

Foto: Ayto. de Arganda.

Foto: Ayto. de Arganda.


ARGANDA DEL REY. Los Presupuestos aprobados estiman unos ingresos de 72,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,6% con respecto a 2015; y unos gatos de 67,2 millones de euros que suponen un incremento del 3,6% respecto de 2015. Durante el debate el alcalde, Guillermo Hita, confirmó que los funcionarios municipales cobrarán el resto de la paga extra que se les adeuda desde 2012.

En la presentación de los presupuestos la Concejal de Hacienda, Ana Sabugo, destacó que el objetivo prioritario de los mismos se centra en la Educación, la Sanidad y la Cultura que, según afirmó, suponen el 38% del presupuesto; así como la apuesta por las políticas activas de empleo a las que se destinan 1 millón de euros. En el capítulo de ingresos, la Concejal señaló que parten de una previsión conservadora, en tanto que el capítulo de gastos incluyen los costes de la refinanciación de la deuda, los desvíos presupuestarios de ejercicios anteriores, y todos los servicios encomendados a la empresa municipal ESMAR.

Afrontará la deuda de 156 millones de euros

En este sentido, Ana Sabugo, destacó como positivo el hecho de que Arganda haya entrado en el fondo de reordenación de las haciendas locales del Ministerio de Hacienda, lo que permite oxigenar el pago de la deuda pendiente que, el alcalde Guillermo Hita, reiteró que ascendía a 156 millones de euros, en el momento de la toma de posesión de nuevo equipo de gobierno municipal. En ésta línea, la Concejal de Hacienda recalcó que para entrar en ese fondo es imprescindible cumplir con el plan de ajuste, y con el pago de créditos y facturas comprometido: “recibimos la deuda como herencia –afirmó-, y por responsabilidad haremos frente a ella”. En esta misma línea, Guillermo Hita señaló la necesidad de mantener el equilibrio presupuestario, “como demuestra el hecho –afirmó- de que solo el 18% del presupuesto es para hacer políticas de cambio como consecuencia de la deuda heredada”.