La delegación del Gobierno asegura que «no hay razón política» en prohibir la estelada

450
0
Share:

MADRID. La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha defendido este jueves la prohibición de banderas independentistas catalanas, conocidas como ‘esteladas’, en la final de la Copa del Rey de Fútbol prevista para este domingo 22 de mayo al entender que es una «enseña partidista», que «no es legal» y puede generar «conflicto» en este evento, por lo que su no autorización es una cuestión de orden público y «no hay ninguna razón política» en ello.

«Aplicar la Ley no es una decisión electoralista», ha aseverado Dancausa para recalcar que precisamente ha sido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, quien parece que utiliza un partido de fútbol para «una cuestión política», al señalar que no iba a acudir a la final en protesta por la decisión de no permitir ‘las esteladas’.

En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, Dancausa ha señalado que esta medida está contemplada en la Ley del Deporte y apoyada por la comisión para el dispositivo de seguridad del evento, así como de la Liga profesional de fútbol y la Real Federación Española de Fútbol. Aparte, ha recordado que la UEFA ya ha aplicado dos sanciones por la presencia de ‘esteladas’ en partidos continentales.

La delegada del Gobierno en Madrid ha incidido en que la ‘estelada’ «no es una enseña que represente a todos los catalanes» ni es una bandera «legal», sino un «símbolo» de una parte de los catalanes que defienden el independentismo y, en consecuencia, una bandera «ajena al deporte» y que puede generar conflicto por emplearse como un «elemento de propaganda política».

Además, ha señalado que en el ‘clásico’ de noviembre entre el Real Madrid y el FC Barcelona ya se prohibió este tipo de elementos y en otros partidos también se han retirado. Preguntada sobre si la Delegación del Gobierno actúa en este sentido y no permite la entrada de estas enseñas en campos de fútbol, Dancausa ha dicho que lo desconoce.

A su vez, la delegada del Gobierno en Madrid ha dicho que se trata de una medida adoptada desde una visión de seguridad pública y «no tiene nada que ver» con limitar la libertad de expresión.

Luego ha añadido que ahora se está en periodo preelectoral y que algunas personas pueden ver espectáculos deportivos como forma de reivindicación política, algo que puede ser motivo de conflicto en un partido con 55.000 personas. «Tenemos que prevenir el orden público», ha insistido.

«Tenemos que impedir todas las conductas que puedan alterar el orden público», ha insistido la delegada del Gobierno en Madrid para insistir en que es una decisión tomada atendiendo a la Ley del Deporte.

Alguna se puede colar’

Preguntada sobre cómo actuará las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en caso de que se introduzcan las ‘esteladas’ entre el público de la Final de la Copa del Rey, Dancausa ha explicado que «alguno» puede colar este tipo de banderas y ha asegurado que la Policía «siempre va a tener una actuación proporcionada».

Sobre los casos en los que se ha pitado el himno nacional, Dancausa ha dicho que ello también ha supuesto una sanción de 33.000 euros por parte de la UEFA y recuerda que un tribunal ha dicho que es un hecho delictivo, pero que debe imputarse a personas físicas y no a los clubs de fútbol como ocurrió en una demanda. «Todos tenemos que guardar respeto a un símbolo que nos representa a todos», ha zanjado.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha activado un dispositivo de seguridad para el partido de fútbol que contarán con 2.493 efectivos.

El dispositivo estará integrado por agentes de la Policía Nacional con sus respectivas Unidades de Intervención Policial (UIP), Brigada Móvil, motos, Caballería, Unidades de Prevención y Reacción (UPR), Guías Caninos, Subsuelo, radio patrullas, helicópteros y miembros de la Oficina Nacional del Deporte de la Policía Nacional, además de agentes de la Policía Municipal y de la Federación Española de Fútbol, así como miembros de los servicios asistenciales de Samur, Protección Civil y Cruz Roja. Un total de 2.493 efectivos, de los que 1.490 son agentes del Cuerpo Nacional de Policía. EP.