CEIM pide al nuevo Gobierno un plan de choque contra el paro juvenil y de larga duración

355
0
Share:
Usera

MADRID. CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE considera que situar el paro por debajo de 4 millones de personas es una buena noticia y sitúa al mes de mayo como el mejor de la serie histórica a nivel nacional, superando incluso al del año anterior, que también fue en su día el más destacado. No obstante, los empresarios de Madrid insisten en la necesidad de aprovechar esta dinámica para afrontar medidas que permitan acelerar la creación puestos de trabajo.

Reordenación de las prestaciones a la seguridad social

En este sentido, además de medidas fiscales proclives a la inversión y a la creación de empresas, CEIM considera que el nuevo Gobierno debe afrontar urgentemente una reordenación de las prestaciones de la Seguridad Social, una rebaja de los costes laborales, un mecanismo de choque ante el desempleo juvenil, -que podría ser un contrato específico de inserción laboral-, y una política más eficaz de recualificación y atención individualizada de los desempleados de larga duración.

Asimismo, los empresarios de Madrid consideran poco adecuada la creación de más empleo público, y piden que se fomente la colaboración del sector privado en áreas como la atención a las personas en situación de dependencia, la sanidad o la intermediación laboral, de forma que se configuren estímulos a la innovación y la gestión empresarial, sin mermar la calidad del servicio.

El paro en Madrid

Respecto a Madrid, para CEIM el hecho de que casi 13.000 personas hayan abandonado las listas del paro en mayo refleja que la Comunidad está aplicando ya políticas consensuadas en la Estrategia Madrid por el Empleo, firmada en marzo, y se va consolidando un entorno fiscal favorable para la iniciativa empresarial, lo que se traduce en una reducción constante del paro en términos interanuales desde hace dos años y medio y en el porcentaje de contratación indefinida más elevado de España.

Por último, CEIM espera que la próxima legislatura se caracterice por acuerdos estables, no solo en el ámbito político, sino también mediante el refuerzo del diálogo social para conseguir una simplificación de las modalidades contractuales, un adecuado control del incremento del absentismo y la configuración de un modelo de análisis y regulación de las repercusiones laborales de la denominada economía colaborativa.