Ejecutan el desahucio de la familia que está acampada frente al Consistorio de Alcorcón

Alcorcón

ALCORCÓN. Esta mañana se ha hecho efectivo el desahucio de una familia con cinco hijos menores de la vivienda que tenían alquilada a un particular en la zona centro de Alcorcón y que reclama al Ayuntamiento una solución habitacional replicando la administración que ofreció ayuda social y que fue rechazada.

“Se ha mandado un despliegue compuesto por unos 30 agentes, el cuál cuesta más que la deuda que la familia tiene con el propietario, que es de 2.000 euros. Tendrían que explicar cómo es posible que pase algo así”, ha señalado a Europa Press el abogado de la PAH, Manuel San Pastor.

La familia solo ingresa 426 euros mensuales de servicios sociales, ambos progenitores se encuentran en situación de desempleo, mientras que el coste del alquiler se eleva a los 520 euros.

Huelga de hambre

En esta línea, ha incidido en que hoy mismo tanto Maxi, la madre de los menores, como su marido iniciaran la huelga de hambre para hacer visible su problema, y reclamar nuevamente una solución habitacional. Mientras, los menores dormirán en una vivienda de un activista de la PAH.

El representante de la PAH ha recalcado “la obligatoriedad de las administraciones para dar vivienda pública a personas en estas circunstancias”, al igual que “la falta de soluciones alternativas que hay en el municipio” para casos como este.

De momento, Maxi y su marido, junto a activistas de la PAH, seguirán acampados frente al Consistorio con el objetivo de que el Ayuntamiento les haga caso en las reclamaciones que piden, para ésta y otras familias.

“Como la necesidad de crear vivienda de emergencia social o presionar a la banca para que ceda los cientos de pisos vacíos que tiene el municipio”, ha afirmado, al igual que la puesta en marcha del acuerdo de pleno que incluía firmar convenios con entidades financieras para garantizar alternativas en los desahucios que no puedan ser paralizados.

Además, la PAH ha iniciado una campaña en redes sociales para animar a la gente a que a través de la línea de WhatsApp que el Consistorio puso en marcha en 2015 para atender las peticiones, quejas, propuestas y sugerencias de los vecinos, se manden mensajes exigiendo que les habilite a Maxi y su familia una vivienda de emergencia social.

Ayuda rechazada

Desde el Ayuntamiento de Alcorcón aseguraron que se habían mantenido reuniones con la vecina a la que se ofreció ayuda social y distintos recursos, “los cuales fueron rechazados”.

Según indicaron fuentes municipales a Europa Press, la plataforma podría “haber usado políticamente a estas personas al haber planteado la acampada a dos días de las elecciones”, coincidiendo con el final de campaña, la jornada de reflexión y la jornada electoral.

“Repudiamos el uso político de las situaciones de desgracia que sufren las personas”, subrayaron para incidir en que “su representante legal no es un mero abogado sino un activista político que apoya públicamente a un partido político”.

De igual modo, quisieron constatar que “las situaciones los afectados no guardan relación con el Consistorio de Alcorcón, han sido desalojadas judicialmente de sus viviendas tras denuncia de particulares”.

En esta línea, insistieron en el hecho de que los servicios municipales vienen prestando diversas ayudas desde hace aproximadamente 20 años a personas de Alcorcón que se encuentran en circunstancias similares, y que nunca se ha desentendido de sus necesidades.

“Desde el Ayuntamiento de Alcorcón tenemos las puertas abiertas y los servicios municipales dispuestos a ayudar a cualquier vecino que lo necesite”, concluyeron. PL/EP