Un edil “tránsfuga” dedica una peineta en el Pleno de Leganés

Leganés

LEGANÉS. La tan corta trayectoria política como salpicada de conflictos del edil Jorge Pérez Hernández tuvo uno de los más patéticos episodios en el último Pleno de Leganés. La denuncia de ULEG de la existencia de un pacto entre el PP y PSOE que tiene como base el negocio urbanístico, el silencio por las fechorías perpetradas por ambas formaciones y el reparto del ladrillo con la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) donde el edil tránsfuga es el elemento clave para el éxito de estas turbias operaciones ladrilleras, alteró visiblemente a Jorge Pérez que dedicó una chabacana y barriobajera peineta a los concejales que se sientan enfrente en el salón consistorial. Un hecho que recogieron las cámaras y que vieron todos los presentes menos, casualmente, el alcalde de Leganés, quien una vez más amparó a un edil ahora “apátrida” (si bien llegó a tener doble militancia simultánea en PP y Cs) que tiene en las formaciones de PP y PSOE sus hoy benefactores políticos y personales.

Como desveló el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, la protección de este nada ejemplar edil por parte del PP y del PSOE sólo responde a la necesidad del alcalde de mantenerse en el cargo impidiendo la moción de censura (el voto de un edil tránsfuga no vale a estos efectos) y sacar adelante los asuntos urbanísticos que matrimonian al sr. Llorente y al ex edil de Urbanismo y hoy portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, quienes han pactado por intereses personales una hoja de ruta del ladrillo en detrimento del interés general. La estrategia es tener mayoría absoluta en los consejos de administración de las empresas públicas del suelo (EMSULE) y comunicación (LGMedios), algo solo posible con la permanencia del edil tránsfuga, ya que así el gobierno real de Leganés (PSOE-PP-IU) contaría con 8 consejeros frente a los 7 que sumarían los partidos en la Oposición (ULEG, Leganemos y Cs).

¿Cuándo van a actuar las ejecutivas nacionales de PP y PSOE?
El escándalo y la corruptela indiscutible que hay detrás del manejo de este edil tránsfuga de Leganés no puede seguir tapado u obviado por unos partidos estatales que firmaron un Pacto contra el Transfuguismo, por eso, además de exigir la dimisión de este concejal, los grupos políticos de ULEG y de Cs han llevado al Pleno una moción para reprobar el transfuguismo y elevar la queja a las directivas nacionales de PP y PSOE para que actúen en consecuencia. Asimismo, se ha convocado una Junta de Accionistas de EMSULE para cesar a este edil tránsfuga y se está ultimando una denuncia en Fiscalía contra, entre otros, el alcalde y el portavoz del PP por presunta prevaricación y administración desleal de la sociedad pública mercantil.