El entorno digital: cómo emprender en la Comunidad de Madrid

digital

Miles de personas piensan cada día en emprender su propio negocio pero muchas, pasadas un segundo lo olvidan. Dejan sus sueños atrás sin pensar que quizá esa idea que tenían poder mejorar sus futuro, hacerles más felices y garantizarles económicamente su futuro a medio plazo.

No obstante hay quienes sí lo hacen y afortunadamente en España cada día son más los que consiguen sacar su proyecto adelante. El entorno digital está siendo capaz de generar empleo para emprendedores que carecen de un elevado capital previo.

Es cierto, que no es lo mismo una página web que aspira a vivir de su contenido y para la que no hacen falta excesivos recursos que una empresa de distribución de un producto (como ropa por poner un ejemplo). No obstante aunque han tardado años en darse cuenta las autoridades españolas fomentan cada día más este tipo de mercados mediante ayudas y subvenciones.

Una de las medidas más efectivas y con un impacto más directo para los emprendedores autónomos, que son la mayoría, es la tarifa plana de 50 euros que puede prorrogarse hasta 18 meses en algunas regiones de España, como la Comunidad de Madrid.

Parece obvio, pero el hecho de tener que abonar 300 euros desde el primer día de cotización provoca que se antoje imposible para miles de personas poder mantener su proyecto a flote en sus primeros meses de vida. En esto una de las más destacadas y que demuestra día a día su compromiso con el emprendimiento es la Comunidad de Madrid.

No cabe duda de que solo con las ayudas y subvenciones no es suficiente, pero algunas regiones españolas, como en este caso la Comunidad de Madrid, están demostrando que para salir de la crisis también son válidas las apuestas en valor. Y en este caso, no cabe de duda de que aquellos que deciden tomar las riendas de sus vidas, tanto por necesidades personales como por cumplir sus sueños, acabarán recompensando a la sociedad generando riqueza y empleo.

A la larga no se debe destacar que quienes montan una empresa o deciden convertirse en autónomos, aun fracasando en un primer intento, acabarán siendo productivos para la sociedad. La contención del gasto público en un país con 3 millones de funcionarios no puede ser nunca a costa de cortar las alas a quienes están dispuestos a trabajar 80 horas a la semana. Y si eso requiere un estímulo público que garantice que un mayor número de ciudadanos puedan contar con

Los negocios online son un sector claramente en auge, que tiene la poderosa ventaja de poder iniciarse con poca inversión inicial, cosa que no pasa con los negocios tradicionales. Aunque a diferencia de lo que la mayoría de la gente piensa cuando empieza  un proyecto de estas características no es totalmente cierto-

Con la actual falta de liquidez y créditos cada vez son más los que se lanzan a este tipo de negocios considerándolo una buena oportunidad de autoempleo. Para su desarrollo es clave desarrollar una buena red de contactos que con esfuerzo puede crearse desde cero y contribuirá en sucesivas etapas un valor añadido que amplificará exponencialmente la posibilidades de crecimiento.

Todo esto sin olvidar que siempre hay que estar pendiente de los gastos y tal y como desgranamos en este artículo, quienes residan en la Comunidad de Madrid deber estudiar las ayudas gubernamentales, que no son pocas y parece probable que crezcan en los próximos años. Aunque hay algo básico siempre es necesario contar con un plan de negocio ya que es muy importante que sepas hacer las cosas bien desde el principio.

Ayudas de más de 3.000 euros para desempleados

La Comunidad de Madrid ofrecerá ayudas de hasta 3.080 euros para aquellos desempleados que se conviertan en autónomos. El objetivo es claro: que puedan hacer frente a los costes iniciales para poner en marcha sus proyectos de empresariales. Además, todo esto sin olvidar que será compatible con la posibilidad de acogerse a la tarifa plana de 50 euros, que en Madrid puede prolongarse hasta 18 meses.

El Consejo de Gobierno aprobó destinar un total de 8,4 millones de euros para financiar este programa de ayudas a desempleados. Algo que supone un aumento del 33% con respecto al año anterior, con  el objetivo de llegar a un mayor número de ciudadanos, por lo que se han flexibilizado los requisitos de acceso a las mismas, calculando que puedan beneficiarse de ellas más de 3.200 nuevos autónomos.

La inversión se ha escalonado de forma que pueda favorecer al autónomo, cubriendo siempre al menos el 80% del gasto que realice. Además, en relación a las cuantías de la ayuda, se ha fijado una mínima de 1.000 euros y una máxima de 2.500 euros, en función del gasto realizado (el año pasado era necesario gastar más de 3.000 euros para obtener la misma ayuda).

Más para los más desfavorecidos

Para los colectivos más desfavorecidos, la cifra máxima se amplía hasta los 2.800 euros y 3.080 euros. Este año, además, se añaden colectivos nuevos que recibirán una ayuda mayor, las víctimas de terrorismo, y las personas con discapacidad con un grado igual o superior al 33%, que llegarán al máximo de ayuda, los 3.080 euros, al igual que las mujeres víctimas de la violencia de género.

También se han incrementado los gastos subvencionados. Algunos de ellos fundamentales para la constitución de cualquier negocio como los honorarios de notarios, letrados, asesores y demás profesionales requeridos para iniciar la actividad empresarial. Sin dejar de lado otros aspectos como el desarrollo de la página web y otras actividades que faciliten la inclusión efectiva de cualquier negocio en el mercado electrónico.

Como suele suceder en estos casos, los potenciales beneficiaros tiene que estar al corriente de sus obligaciones tributarias y realizar su actividad en la Comunidad de Madrid. Además, como es lógico dadas las características de la subvención deben encontrarse registrados como estar demandantes de empleo y por supuesto darse darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Además tampoco podrán acceder quienes hayan trabajado por cuenta propia en los seis meses anteriores a la entrega de la solicitud.

El plazo para la inscripción de la solicitud de la subvención será de tres meses desde el inicio de la actividad del autónomo, aunque eso sí, los gastos deberán ser abonados de antemano para que posteriormente y una vez confirmados el abono se le puedan devolver las cantidades pertinentes.

Montando el negocio

Hasta 900.000 euros invertirá la Comunidad de Madrid en ayudas para la modernización de la pymes que quieran innovar. Si tu nuevo negocio tiene tienda física podrás beneficiarte estas ayudas, tal y como informó el Gobierno regional. Es fundamentar para tomar consciencia de la escalabilidad de tus productos y servicios que puedas asumir menores costes, y en este sentido subvenciones como estas pueden facilitarte la vida

Estas ayudas son totalmente directas ya que la mitad del presupuesto aprobado para estas inversiones, aprobadas por la Dirección de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, ha eliminado los impuestos hasta un máximo de 30.000 euros por empresas. Se puede acceder hasta el 15 de septiembre de este año 2016

Los gastos dignos de ser subvencionados son amplios y suficientemente generales para que muchas empresas puedan acceder. Incluyen algo fundamental para cualquier empresa y que frecuentemente ha sido vetado en este tipo de subvenciones: los equipos informáticos. Tanto hardware como software con el objetivo de conseguir mejoras en el comercio electrónico, una fuente de ingresos cada vez más consistentes para muchos comercios. Más aun cuando día tras día se ofrecen más posibilidades para incrementar tus ventas a través del marketing online: tanto a través de campañas de email marketing como de marketing en las redes sociales.

Líneas de crédito de Avalmadrid

En ocasiones los emprendedores carecen de un capital que en la mayoría de los negocios suele ser fundamental. Sin embargo mediante Avalmadrid, la Dirección General de Comercio y Consumo ofrece la financiación tanto de capital circulante como de inversiones alcanzando importes de entre 6.000 y 25.000 euros.

Algo muy destacable teniendo en cuenta que está ideado para la financiación de microempresas. Solo en 2015 un total de 586 emprendedores obtuvieron financiación por más de 33 millones de euros, generando una inversión lateral de 47 millones de euros. Este beneficio, como es lógico aunque desde algunas instituciones no lo vean, contribuyó directamente en la creación de 1.382 puestos de trabajo.

El sector servicios ocupó el 34,95% de las operaciones realizadas por Avalmadrid en 2015, a lo que sigue comercio con un 18%, transporte con un 12,52%, industria con un 12% y turismo con un 8,59%.

En este sentido, Avalmadrid ha conseguido un crecimiento en el periodo de enero-mayo de 2016 de un 29% en comparación con el año anterior. Un importe facilitado a las empresas de nueva creación superior a los 15 millones y que se repartieron en 243 nuevos proyectos empresariales.

Además no hay que olvidar que, planificándolo con tiempo, se puede obtener una oficina en alguno de los viveros de la Comunidad. En ellos conviven empresas de muy diferentes tipologías pero todas también con aspectos comunes y en las que el networking es el pan de cada día.

Todas cuentan con asesores que ayudan a los emprendedores en tareas como la fiscalidad, la tributación o la misma creación de un plan de negocios. Todo ello sin que suponga un gasto adicional. Sin duda, una oportunidad de las que hablan maravillas la gran mayoría de aquellos que han pasado largas jornadas de trabajo en su interior.

Por Pablo Sierra.