Nueve detenidos en Alcorcón por intentar secuestrar a dos hombres por una presunta deuda

policia

ALCORCÓN. Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alcorcón a nueve personas en la denominada ‘Operación Saco’, por su presunta implicación en el secuestro frustrado de dos hombres en noviembre del pasado año por una supuesta deuda de 300.000 euros, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Las víctimas habían acudido a un domicilio de la capital para, supuestamente, cerrar con los arrestados un negocio relacionado con la compraventa de oro, momento que los secuestradores aprovecharon para impedir su salida de la vivienda. Posteriormente, fueron obligados a entrar en una furgoneta con dirección a la zona norte de la Comunidad de Madrid.

Durante el trayecto uno de los secuestrados consiguió liberarse de sus ataduras y ambos saltaron en marcha del vehículo para huir de sus raptores. La motivación del secuestro, según los arrestados, era una supuesta deuda de 300.000 euros que las víctimas habían contraído con ellos. Han sido realizados cuatro registros, tres en la capital y uno en Málaga, en los que han sido intervenidas dos pistolas, dos carabinas y un subfusil.

Las gestiones realizadas por los agentes determinaron que en los hechos habían participado un total de nueve personas, que habían actuado de forma coordinada. Tres de los detenidos pertenecían a una organización criminal estable y el resto formaban parte de una facción itinerante y autónoma, encargada de realizar trabajos solo en momentos puntuales.

Ambos grupos tenían un nexo en común, un hombre que era el encargado de reclutar a las personas necesarias para su actividad. Las investigaciones llevaron a la identificación de la persona que alquiló el vehículo para realizar el traslado de las víctimas, así como del resto de participantes y la localización del vehículo que iba tras la furgoneta para escoltarla.

Durante los últimos días de la investigación se observó que el principal investigado no vivía en Madrid pero realizaba viajes frecuentes a la capital. Cuando los agentes tuvieron conocimiento de su próximo viaje, activaron el oportuno dispositivo que culminó con su detención del.

Horas más tarde se localizó y arrestó a otros dos responsables de la organización en las proximidades del domicilio donde vivía uno de ellos en Madrid. En la segunda fase de la operación, desarrollada al día siguiente, se detuvo al resto de participantes en Alcorcón, en donde residían todos ellos.

Una vez se tomó declaración a todos los presuntos participantes en los hechos, se pudo conocer que la motivación que tenían para secuestrar a las víctimas era una supuesta deuda de 300.000 euros, contraída por las dos víctimas con los principales investigados.

En los cuatro registros realizados, tres en Madrid y uno en Málaga, se intervinieron dos pistolas, dos carabinas, un subfusil, más de 60.000 euros, documentación de una de las víctimas, una baliza GPS, cinta americana, una máquina para contar billetes, un vehículo y diversa munición.