El PIB de la Comunidad de Madrid crecerá un 3,6% en 2017 según BBVA Research

Madrid

MADRID. El PIB de la Comunidad de Madrid crecerá un 3,6 por ciento en el año 2017, lo que la sitúa como tercera autonomía con mejores perspectivas de crecimiento económico, según el Observatorio Regional del Servicio de Estudios BBVA .

Por delante de Madrid se sitúan Baleares y Canarias, con un 4,4 y 3,9 por ciento de crecimiento del PIB respectivamente. Tras la región, se coloca en cuarto lugar Andalucía, cuyo crecimiento estimado es del 3,5 por ciento.

BBVA Research mantiene estable el crecimiento de Madrid respecto al trimestre anterior, a pesar de la revisión al alza de sus previsiones de crecimiento estatal al 3,3 por ciento del PIB para 2017.

Según este estudio, las comunidades del noroeste siguen mostrando, en términos generales, un menor dinamismo. En concreto, en las previsiones del crecimiento del PIB de 2017 están a la cola Cantabria con un 2,5 por ciento, Asturias y Extremadura con un 2,6 por ciento, Castilla y León y País Vasco con un 2,8 por ciento y la Rioja con un 2,9 por ciento.

La entidad explica estos datos por una reducción del consumo de los hogares menor a la esperada, y señalan que aunque la tendencia “continúa a la baja”, hay “cierto rebote en comunidades como La Rioja, Galicia, Castilla-La Mancha, Baleares y Canarias”.

Por otro lado, el estudio anuncia que la inversión en maquinaria y equipo continúa al alza en el primer semestre, lo que señalan que “podría anticipar mejoras en el sector industrial, sobre todo en Navarra o Castilla-La Mancha”.

Desaceleración

Tanto unas perspectivas de mayores exportaciones de bienes como de incremento en la inversión en maquinaria y equipo podrían beneficiar especialmente a las comunidades del Norte de España, y en menor medida a Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Respecto a las perspectivas sobre el consumo interno, estas se mantienen favorables a pesar de que se espera “cierta moderación del crecimiento”, como consecuencia del debilitamiento de algunos estímulos vigentes hasta 2016, como la rebaja fiscal y los incentivos a la compra de vehículos, del agotamiento de la demanda embalsada durante el período de crisis y de un menor impacto de las caídas en los tipos de interés y en el precio del petróleo.

“El entorno continúa siendo favorable para el crecimiento, particularmente para las comunidades más abiertas, que podrán aprovechar la mejora del crecimiento en Europa”, ha asegurado el economista jefe para España y Portugal de BBVA Research, Miguel Cardoso.

En este sentido, las previsiones apuntan a la recuperación del sector de la vivienda, que se consolidará en los próximos semestres, por las expectativas de bajos costes de financiación, la recuperación del empleo, los bajos precios después del ajuste observado durante la crisis y el mantenimiento de la demanda extranjera.

Las regiones que más se beneficiarían de ello son aquellas con áreas urbanas con reducida sobreoferta (Madrid, Cataluña) o expuestas a la demanda externa (Comunitat Valenciana, Andalucía).

Riesgos para el turismo

Los riesgos a este escenario que plantea BBVA Research pasan por la incertidumbre sobre cómo se desencadenará el ‘brexit’ y la política monetaria del BCE.

En ambos casos, las comunidades insulares y del levante serían las “más afectadas” dada su mayor exposición a la demanda británica y el relativamente superior nivel de apalancamiento que presentan.

“Tras cuatro años de fuerte crecimiento de visitantes, algunas zonas empiezan a mostrarse saturadas a lo que se puede sumar la recuperación de algunos mercados competidores. Pero, España continúa bien posicionada para seguir atrayendo visitantes, por lo que se espera que la desaceleración sea progresiva”, ha indicado Cardoso.

Según el Observatorio Regional de BBVA Research, esta presión de la demanda se está trasladando a incrementos de precios, que si no se acompasan con una mejora de la calidad en el servicio, podrían ralentizar la demanda y, por tanto, la creación de empleo.