El suicidio no distingue ni colores ni edades

portada

Ayer 10 de septiembre se celebró en todo el mundo el  Día Mundial  de la Prevención del Suicidio y por tercer año consecutivo la Asociación la Barandilla promueve que la sociedad tiene que acostumbrase a hablar con normalidad del suicidio. Hace 30 años era muy difícil que profesionales de la educación hablaran de sexo o drogas durante la educación de los jóvenes, hoy sin embargo es algo habitual.

Se ha demostrado que hablar con normalidad y realizar protocolos de prevención, tanto en los medios de comunicación como en la educación de los jóvenes y en la sociedad en general ayuda a disminuir el número de suicidios como han conseguido en Japón donde era un método de fallecimiento que triplicaba las cifras existentes en España.

 IMG_20170911_085147 (Copy)

Francisco Cecilia, secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Madrid, también ha denunciado la “política de ocultismo” sobre los  14 suicidios de compañeros en los primeros ocho meses de 2017, “casi uno por quincena”, frente a los 14 de todo 2016.

Ha destacado la falta de “reconocimientos psicológicos periódicos” de “unos profesionales armados” y ha demandado gabinetes externos para tratar a los guardias con problemas, así como una mejora de “las condiciones sociolaborales”.

Carlos Sotos de la Asociación Aipis-FAEdS, sufrió el fallecimiento por suicidio de su hija hace dos años y sin embargo no aparece como suicida. Ha denunciado que las cifras que da el INI no se ajustan a la realidad. En ocasiones los problemas con los seguros, accidentes de tráfico, ahogamientos, etc ocultan la realidad del suicidio ya que es necesario para certificar un suicidio como real, la presencia de un testigo o la prueba de un escrito por parte del suicida anunciando sus intenciones. La Psicóloga Clínica del CSM Retiro María Mallo ha afirmado que muy pocas personas suicidas dejan un documento fehaciente de la intención de suicidarse.

María Callo y el psiquiatra Mario de Matteis han señalado que con el programa PRISURE realizado en el Centro de Salud Mental de Retiro perteneciente al  Hospital Gregorio Marañon han conseguido  resultados muy positivos en la eliminación de ideas suicidas al realizar sobre estos pacientes distintos protocolos de actuación encaminados a mejorar su salud mental durante largos periodos de tiempo.

 El Diputado de la CAM Alberto Reyero ha pedido a los medios de comunicación apoyo para dar visibilidad a esta triste realidad ya que si no se habla de este problema social no entrara en la agenda de todos los partidos políticos. Este tema no tiene que tener colores políticos, es obligación del estado tomar medidas urgentes para bajar la cifra de 10 fallecimientos diarios en España por esta causa.

María Isabel Torrejón se ha emocionado contando sus experiencias en sus dos intentos de suicidios ya que tuvo la suerte de fallar en ambos casos.

María Isabel Torrejón se ha emocionado contando sus experiencias en sus dos intentos de suicidios ya que tuvo la suerte de fallar en ambos casos.

Las ideas suicidas nos pueden llegar a cualquiera y es necesario recibir apoyos de la familia y de los entornos más cercanos para detectar estas ideas indescriptibles que provocan un sufrimiento tan grande que ves en la muerte tu única salida para dejar de sufrir ha afirmado la joven escritora María Isabel Torrejón quien ha intentado suicidarse en dos ocasiones. También ha reclamado apoyo para eliminar la imagen tan negativa que tienen las personas que han intentado suicidarse, ya que los rechazos por parte de la sociedad provocan nuevos sufrimientos que pueden llevar a sufrir nuevas recaídas.  María Isabel ha plasmado sus vivencias en el libro “Mi vida contigo y junto a ti “publicado recientemente en la editorial Círculo Rojo.

En definitiva, hablar, hablar y hablar es la solución que todos los asistentes a esta rueda de prensa realizada en el Hospital de Día Lajman de Madrid han pedido a la sociedad para ayudar a eliminar el estigma que sufren las personas con ideas suicidas y las familias que pierden a un ser querido por estas circunstancias.

 Francisco Forte