Cifuentes respalda a Rajoy y considera “responsables” de la “crisis” a Puigdemont y el Govern

Comunidad de Madrid

MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid de Madrid, Cristina Cifuentes, ha leído este martes una declaración institucional en el que el Ejecutivo autonómico traslada su “más firme respaldo” al Gobierno central y ha citado como “únicos responsables” de la “crisis política” actual al Gobierno de la Generalitat, su presidente, Carles Puigdemont y los partidos que lo sustentan.

En el día en que está convocado el pleno del Parlament para abordar la declaración de independencia de Cataluña tras el referéndum del 1 de octubre, Cifuentes ha leído esta declaración institucional.

“Manifestamos nuestro más firme respaldo al Gobierno de España para afrontar una crisis política y territorial sin precedentes, haciendo uso de todos los legítimos mecanismos que le otorga la Constitución y el Estado de Derecho, si ello fuera necesario”, ha destacado Cifuentes, quien acudió el pasado domingo a la manifestación celebrada en Barcelona en favor de la unidad de España.

Desde el Ejecutivo autonómico consideran que “esta crisis política y sus consecuencias tienen como únicos responsables al Gobierno de la Generalitat, al presidente Puigdemont y a los partidos que les sustentan”.

“Lamentamos profundamente que, en un auténtico ejercicio de irresponsabilidad, el Gobierno de Cataluña haya impulsado un proceso secesionista que ha vulnerado abiertamente la legalidad, ha roto la convivencia y ha provocado una indeseable fractura social”, ha señalado la presidenta popular, quien ha dicho que quieren que “Cataluña siga siendo España y siga siendo Europa”. Además, ha dicho que quieren que “progrese y se consolide como una comunidad avanzada y competitiva en lo económico y en lo social”.

La popular ha dicho que les “duelen los lamentables efectos de un secesionismo que divide a las familias, que enfrenta a catalanes con catalanes, y con el resto de los españoles y que provoca una imparable huida de empresas” que el resto de las regiones no quieren y que “empobrece la economía de Cataluña.

Por ello, la declaración hace un “llamamiento a la cordura política, al cumplimiento de la Constitución, del Estatuto y del ordenamiento jurídico como marco de diálogo para normalizar el funcionamiento de las instituciones y recuperar la convivencia pacífica y sin enfrentamientos estériles”.

Por último, desde la Comunidad de Madrid apuestan por “una convivencia pacífica que necesita Cataluña y que necesita toda España”.