Alerta en Alcorcón: 13 días de huelga de basura y graves destrozos

Share:

 

[wzslider autoplay=»true» transition=»‘slide'» lightbox=»true»]

ALCORCÓN.  Toneladas y toneladas de residuos, con el consiguiente riesgo sanitario, se siguen agolpando en las calles de Alcorcón. Este lunes se se cumplirán ya trece días de huelga por parte de la empresa encargada de recoger la basura de las calles de Alcorcón, la Empresa Municipal de Servicios Esmasa.

A estos ingentes focos de residuos, algunos de ellos calcinados, hay que sumar ahora los notables destrozos en su mobiliario urbano y en los comercios como consecuencia de los graves disturbios registrados el pasado sábado tras la manifestación contra los recortes de personal en el Consistorio y contra la externalización del servicio de la retirada de vidrio. 

En este escenario, camiones y operarios de la empresa pública Tragsa, encargada de las labores de limpieza de las calles mientras continúe la huelga de Esmasa, volverá a salir este lunes. La pasada semana los piquetes obligaron a estos mismos camiones a regresar a sus dependencias del Centro Unificado de Seguridad (CUS).

«No vamos a consentir que se ponga en peligro la salud de los ciudadanos de Alcorcón», ha señalado el alcalde David Pérez, que lleva varias jornadas alertando a los manifestantes y responsables de Esmasa de la posible ilegalidad de la huelga y del coste diario (unos 30.000 euros) de la misma

«Sancionaré a todo aquel que impida la limpieza urgente de la ciudad».

Destrozos violentos 

La manifestación de este sábado en el centro del municipio finalizó con la detención de quince personas y 21 agentes de la policía heridos. Un grupo de jóvenes, que presuntamente poco tenían que ver con la manifestación, lanzaron botellas, adoquines y piedras a los policías.Varios comercios del centro quedaron destrozados, e incluso, los bomberos tuvieron que intervenir para sofocar el fuego de varios contenedores de basura.

Los 15 detenidos permanecen en las dependencias de la Policía Nacional de Alcorcón a falta de prestar declaración en la Comisaría en las próximas horas.

Entre los arrestados -a quienes se les imputan supuestos delitos de lesiones, desorden público y atentado a agentes de la autoridad- hay dos menores de edad y trece adultos, de los que 10 son varones y tres mujeres de entre 22 y 36 años.