El cáncer causa tres muertes por minuto en la Unión Europea

301
0
Share:

aecc

CÁNCER. En Europa se registraron en 2012 un total de 3,45 millones de nuevos casos de cáncer, 1,75 millones de personas fallecieron por esta enfermedad, los que representa tres muertes por minuto. Pero la mortalidad podría duplicarse en los próximos años y causar una muerte por cada diez segundos debido al gradual envejecimiento actual.

Más datos: en 28 de los 53 países que forman la Unión Europea el cáncer ha sustituido a las enfermedades cardiovasculares como principal causa de muerte prematura.

Los datos y las previsiones llegan este martes 4 de febrero, Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, en el que los diferentes expertos ponen el acento una vez más en la necesidad de la prevención para poner freno a este escenario.

Desde España, la Asociación contra el Cáncer alerta de la creciente vulnerabilidad de los enfermos con la crisis económica. Desde que arrancó la crisis, ha aumentado en un 52% la demanda de ayuda social a la asociación.

Decálogo

Desde las diferentes asociaciones de pacientes de 17 países europeos, oncólogos y otros líderes sanitarios europeos han alertado de las grandes desigualdades que se están produciendo en el tratamiento de la enfermedad. Para remediarlo, estos proponen una serie de derechos para los afectados recogidos en un decálogo.

 

El problema de este aumento de incidencia, apuntan los autores de esta declaración, es que en Europa existen «diferencias significativas» respecto a la incidencia de cáncer y a su mortalidad, lo cual refleja las desigualdades para acceder a una asistencia oncológica óptima entre los diferentes sistemas sanitarios nacionales.

 

«Si queremos consolidar una Europa única, debemos hacerlo en todos los ámbitos, tanto el tratamiento como en la prevención y los programas de diagnóstico del cáncer», ha defendido en una entrevista a Europa Press el oncólogo Josep Tabernero, director del Instituto de Oncología del Vall d’Hebrón (VHIO) y miembro del ECC.

 

El profesor Tabernero no cree que actualmente haya países de primera o de segunda en función de su abordaje del cáncer, pero «sí unos que lo tienen como una prioridad y se lo toman muy en serio, y otros que no tanto».

 

Así, ha destacado que Holanda o Francia son «un ejemplo de países con buena planificación en el diagnóstico, prevención y tratamiento precoz». En cuanto a España, ha reconocido que su posición «es buena, pero podría ser mejor», y ha lamentado que actualmente haya desigualdades entre comunidades.

 

Para acabar con tales desigualdades, tanto entre países como entre regiones, los expertos piden «implicar e influir en los representantes europeos» para lograr «un cambio efectivo en la prestación de asistencia oncológica».

 

PACIENTES MÁS IMPLICADOS Y BIEN ATENDIDOS

Para ello, en su declaración de derechos reclaman el derecho de todos los ciudadanos europeos a recibir la información más exacta y a estar implicados en su atención sanitaria de forma proactiva; a un acceso óptimo y a tiempo a una atención especializada adecuada, basada en la investigación y la innovación.

 

En este sentido, defiende que la aprobación de nuevos tratamientos debería agilizarse para que cuando la agencia reguladora, en este caso la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés), dé luz verde a un nuevo fármaco, se pueda usar en cada país «lo más rápido posible».

 

Además, en la declaración también se reclama el derecho de todos los ciudadanos a recibir atención en sistemas sanitarios que garanticen una evolución positiva, la rehabilitación del paciente, una mejor calidad de vida y una atención médica asequible.

 

«Son unos estatutos del paciente que pretenden abordar las desigualdades a las que los pacientes de cáncer de Europa deben enfrentarse diariamente y que están ligadas al estatus socioeconómico, la edad del paciente, el acceso a una asistencia de calidad y la falta de un Plan Nacional de Control del Cáncer integral», manifiesta Francesco de Lorenzo, miembro del ECC y presidente de la Coalición Europea de Asociaciones de Pacientes de Cáncer (ECPC, por sus siglas en inglés), la asociación de defensa del paciente más grande de Europa.

 

De igual modo, señala que la carga económica del cáncer es actualmente de casi un billón de euros en todo el mundo, lo que lo convierte en «la enfermedad que más gasto financiero genera en nuestra economía global».