Una gran operación policial en Vallecas se salda con 25 detenidos y 11 narcopisos desmantelados

Share:
Vallecas

MADRID. La Policía Nacional desarticuló ayer un grupo organizado dedicado al tráfico de drogas a pequeña escala en el distrito de Puente de Vallecas, con la desmantelación de 11 ‘narcopisos’, la detención de 25 personas y el decomiso de pequeñas cantidades de droga, ha informado este viernes la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, y el jefe superior de la Policía de Madrid, Castiñeira.

Los agentes han llevado a cabo una investigación sobre un determinado grupo de personas que de forma organizada se estarían dedicando a la venta de sustancias estupefacientes a pequeña escala. La operación comenzó el 8 de noviembre con la entrada y registro en uno de estos inmuebles y el arresto de dos personas. Desde entonces hasta ayer han obtenido pruebas y datos que podrían implicar de una u otra forma a número de personas en el tráfico de sustancias estupefacientes así como su pertenencia a organización criminal, existiendo indicios suficientes para proceder a su detención.

Así, en el día de ayer los policías llevaron cabo la entrada y registro de manera simultánea en nueve domicilios, de los cuales cuatro se encontraban okupados. Unos eran utilizados como punto de distribución de sustancias estupefacientes y otros como puntos de almacenamiento. También alguno de ellos eran ‘fumaderos’ o ‘narcosalas’ usados por las personas toxicómanas para el consumo de la droga.

Como resultado de la operación se ha procedido a la detención de 25 personas y se han intervenido 264 papelinas de heroína preparadas para su venta, 10 gramos de cocaína en roca, una pistola buena, varias armas blancas, 12 teléfonos móviles, 2.800 euros en efectivo y útiles para la distribución y venta de las sustancias. Los cinco pisos okupados han sido devueltos a sus dueños y los otros cuatro han sido precintados.

Según han explicado en la rueda de prensa, la operación en Vallecas se ha llamado ‘Silbato’ porque los traficantes utilizaban a personas que controlaban la presencia de policías y movimientos extraños, de los que avisaban a través de silbidos.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial en colaboración con la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y agentes de la Comisaría de distrito de Puente Vallecas, todos ellos pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.