¿Cómo funciona el SEO? Descubre cómo hace que unas páginas aparezcan de primeras

art 2

¿Alguna vez te has planteado cómo se pueden alcanzar las primeras posiciones de Google y no morir en el intento? ¿O bien en qué criterios se basan para conseguir esos resultados tan buenos?

Cuando se intenta posicionar una web hay que prestar atención a dos partes importantes: tus clientes potenciales y Google. Contentar a los clientes no es fácil: habrá que darles atención continua, actualizaciones, promociones especiales (como un código de cupón Marca Apuestas para casas de apuestas), etc.

Y aunque parezca mentira, el mundo del posicionamiento de Google es todavía más complicado.

Adentrándonos en el enigmático mundo del SEO

Seo Interno

Antes de empezar a preparar una estrategia de posicionamiento interno, deberíamos de comprobar que todo en nuestra web funcione.

Selección de palabras clave: Es lo que va a buscar nuestro cliente potencial. Conviene encontrar el equilibrio entre relevancia y dificultad. Si una palabra tiene un gran volumen de búsqueda, pero es difícil de posicionar, quizá deberíamos decantarnos por otra, por el momento.

Integración de palabras clave: Una vez que tengamos las palabras clave adecuadas, habrá que integrarlas en los textos de forma correcta. Por ejemplo, en el título de la página, en el de cada artículo, en el texto con una densidad de palabra clave adecuada (este factor marca la cantidad de veces que se repite la palabra en función de la extensión del texto).

Si hay que pasarse escribiendo la key con demasiada frecuencia (sobreoptimización) ni hay que escribirla tan sólo una vez.

Velocidad de la página: Google le da mucha importancia a la velocidad de tu web y penaliza aquellas que son muy lentas. Si, por ejemplo, a nivel de posicionamiento estás a la par que otra página competidora, pero la tuya es más lenta, ten por seguro que Google la premiará.

SEO Externo

De cara a Google, el SEO externo no debería existir, según su criterio, con el interno debería ser más que suficiente. Pero si tan sólo optimizamos los criterios anteriores, no vamos a tener ningún resultado.

Conseguir enlaces de autoridad: Si consigues que te enlace un link con autoridad, se te transferirá parte del poder de la web y esto, lógicamente, te va a ayudar a escalar posiciones.

Redes sociales: Compartir tus enlaces en las redes sociales y hacer de un contenido algo viral es fundamental para avanzar en tu trayectoria hacia el éxito.

También hay otras estrategias efectivas pero que Google no mira con buenos ojos por lo que, si no tienes cuidado, quedarás penalizado.

Y estas son tan sólo algunas de las estrategias más habituales, investiga y encontrarás tu propia estrategia perfecta de SEO.