Aprobada la licencia de obra para la tercera fase de remodelación del Colegio San Gregorio

Galapagar

Vista exterior del Colegio San Gregorio de Galapagar


GALAPAGAR. Este verano, llegará a Galapagar la tercera y definitiva fase de remodelación del Colegio San Gregorio. Precisamente, desde el consistorio galapagueño se ha dado un paso más para ello, con la aprobación en junta de gobierno, de la licencia de obra a la Comunidad de Madrid. El gobierno regional deberá proseguir los trámites de este proyecto, que asciende a 464.871,19 euros, de forma que los trabajos puedan empezar lo antes posible.

Esta tercera fase será el broche final a tres años de trabajos para lograr una remodelación integral del Colegio San Gregorio y con ella se actuará sobre la fachada y cubierta del edificio de primaria. Así, entre los trabajos incluidos en el proyecto, se prevé desmontar la cubierta actual y la instalación de una nueva cubierta, incluyendo nivelación, impermeabilización y aislamiento térmico. Respecto a la fachada, se restaurarán todas las grietas existentes en el ladillo visto, además del revestimiento con mortero y monocapa exterior. Una actuación que no sólo mejorará la estética exterior del centro, sino que además contribuirá a un mejor aislamiento térmico. Finalmente, en esta tercera fase también se acometerán otros trabajos como es la rehabilitación de baños, además de algunos trabajos pendientes de la fase número 2, como es la sustitución de la carpintería interior del edificio de primaria y la carpintería exterior de comedor y zonas comunes.

Tres veranos de trabajos para lograr un nuevo colegio San Gregorio

Recordemos en el año 2015, el gobierno de Daniel Pérez Muñoz comenzó una sucesión de reuniones y encuentros con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para dar traslado de la situación de este centro de Galapagar, con más de 40 años de antigüedad. Una insistencia que dio su fruto con la sensibilización de la Comunidad de Madrid con esta problemática y el compromiso del gobierno regional de remodelar íntegramente el centro. Así, en 2016, se daba el pistoletazo de salida a estos trabajos, con la importante actuación de la retirada del amianto de la cubierta del gimnasio, además de la renovación del sistema eléctrico y la sustitución de la carpintería exterior de las aulas por parte de la Comunidad de Madrid. Por su parte, también en 2016 el Ayuntamiento concluyó los trabajos de remodelación del patio del centro, creando un muro de contención y remodelando el pavimento que estaba en muy mal estado. Ya, el verano pasado, la Comunidad de Madrid procedió a la adecuación del interior del centro, quedando pendiente la sustitución de la carpintería. Al mismo tiempo que el consistorio ejecutó el arreglo de las pistas deportivas, y en diciembre de ese mismo año, actuó sobre la pérgola de entrada, ampliándola para mejorar las entradas y salidas y proteger a los alumnos en os días de lluvia.