Los vecinos de El Gallinero serán realojados y el asentamiento desmantelado

El Gallinero

MADRID. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, han anunciado hoy la actuación conjunta que van a desarrollar ambas administraciones para realojar a los vecinos de El Gallinero. El asentamiento chabolista será completamente desmantelado y el terreno donde se enclava se restaurará para reintegrarlo en el medio natural.

Garrido y Carmena han realizado este anuncio durante su visita a El Gallinero, donde han estado junto a los mediadores y voluntarios que desarrollan una labor social fundamental en la zona. El presidente y la alcaldesa, además, han podido conocer de primera mano la realidad de este núcleo de infraviviendas a través de los testimonios directos de algunos de sus vecinos.

El presidente madrileño ha afirmado que se trata de un proyecto con el que “ambas administraciones queremos cumplir desde la convicción de que no podemos mirar hacia otro lado”, porque se trata de “proteger los derechos de las personas que más lo necesitan”.

El presidente regional ha avanzado que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento firmarán de forma inmediata un protocolo de actuación para reafirmar su compromiso con este realojo que posteriormente se materializará en el convenio de colaboración en el que trabajarán los equipos de ambas administraciones. Este texto determinará las características y requisitos de todo el proceso. El presidente ha adelantado que el importe de las labores de realojo y desmantelamiento se financiará al 50% entre el Gobierno regional y el Consistorio. Además, las viviendas en régimen de alquiler para los vecinos que tengan derecho a ser realojados se aportarán también al 50%.

Madrid, comunidad con vocación solidaria

“La sociedad madrileña del siglo XXI –ha manifestado el presidente de la Comunidad de Madrid-, no puede permitir la existencia de unos núcleos chabolistas que contradicen esa vocación solidaria y ese respeto a la dignidad humana que queremos que sean nuestras señas de identidad”.

La Comunidad de Madrid, a través primero del Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS) y ahora de la Agencia de Vivienda Social, colabora desde 1999 con el Ayuntamiento para desmantelar los poblados chabolistas de la capital y desarrollar el seguimiento social de las familias realojadas para su integración.

En el caso de El Gallinero,  los técnicos de la Comunidad trabajan desde 2009 en actuaciones de acompañamiento social que han permitido recopilar y elaborar la información sobre sus habitantes. Gracias a este trabajo se puede ahora dar el primer paso para acabar con este asentamiento y empezar a mejorar las condiciones de vida de sus vecinos.