La producción agrícola mejorará gracias a los lodos de la depuración de aguas residuales

Comunidad de Madrid

MADRID. La Comunidad de Madrid está logrando mejorar la producción agrícola en la región gracias a la reutilización de lodos de depuradora como fertilizantes.

Tras depurar las aguas residuales queda un fango o lodo, rico en materia orgánica y nutrientes, que resulta de gran riqueza para los suelos agrícolas, especialmente en España y otros países mediterráneos que por su clima tienen un terreno más empobrecido. De este modo, se contribuye a la gestión sostenible de materiales residuales y se impulsa la economía circular que propugna el Gobierno regional.

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) es el responsable de este proyecto. Sus expertos evalúan la idoneidad de los lodos de depuradora tratados, deshidratados, compostados o secados térmicamente para el uso agrícola, teniendo en cuenta sus características, la tipología del suelo y el uso.

La utilización de este tipo de residuos supone la recuperación de los recursos contenidos en estos materiales, materias orgánicas y nutrientes, que permiten un mayor rendimiento de la producción de los cultivos y mejoran la fertilidad de los suelos. Asimismo, con esta reutilización se logra disminuir los procesos de erosión y desertificación que resultan tan acuciantes en la climatología mediterránea.

En cuanto a los cultivos hortícolas, al aumento de la producción se une una mayor calidad de los productos, ya que la aplicación de estos materiales los puede favorecer la producción de compuestos antioxidantes en los vegetales de consumo.

Lucha contra el cambio climático

Además de las ventajas señaladas, el incremento de la materia orgánica favorece el secuestro de carbono en los suelos, aumentando su fertilidad, impulsando la seguridad alimentaria y permitiendo la mitigación y adaptación al cambio climático, objetivos de la iniciativa ‘4 por 1000: Suelos para la Seguridad Alimentaria y el Clima’ que se puso en marcha en París en el año 2015 como una de las seis iniciativas de ámbito agrario de la agenda de acción por el clima de Lima-París y al que la Comunidad de Madrid se ha sumado.

Otra línea de actividad se centra en la utilización de estos materiales para la recuperación de espacios degradados en los que esta materia orgánica favorece el enraizamiento de las especies, mediante la recuperación de cubiertas vegetales, y disminuye la degradación en estas áreas tan desprotegidas.

Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA)

El IMIDRA realiza, además, otro tipo de acciones para impulsar el desarrollo del sector agrario madrileño y su industria asociada, con el objetivo de mejorar la calidad de los productos agroalimentarios de la región, incrementar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas madrileñas, recuperar variedades hortícolas y razas tradicionales, conservar y mejorar los suelos agrícolas y revalorizar mediante la innovación y la investigación la actividad profesional en el sector agrario.