Inversión de 1,2 millones en recuperar el patrimonio cultural del sureste de la región

patrimonio cultural

MADRID. La Comunidad de Madrid continúa en su línea de recuperación y puesta en valor del patrimonio cultural de nuestra región. En este sentido, el consejero de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos, ha visitado las localidades de Nuevo Baztán, Villarejo de Salvanés y Colmenar de Oreja, en las que el Gobierno regional ha invertido más de 750.000 de euros desde 2015 en la recuperación de diferentes bienes inmuebles de importante valor histórico.

Durante la visita, De los Santos ha explicado la firme apuesta del Ejecutivo autonómico por el patrimonio, puesto que “catalogar, conservar y divulgar el patrimonio es esencial para conocer nuestro pasado, pero, sobre todo, para entender nuestro presente y asegurar nuestro futuro”, ha subrayado el consejero. El recorrido ha comenzado en el municipio de Nuevo Baztán. Allí, el consejero ha conocido de primera mano los trabajos de restauración y recuperación del Palacio de Goyeneche. Este conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2000, constituye uno de los primeros casos de poblaciones industriales de nueva planta en nuestro país.

Las obras llevadas a cabo en este conjunto por la Comunidad de Madrid han supuesto una inversión de más de 530.000 euros entre 2015 y 2018. Esta cifra se ha dedicado principalmente a la restauración de la fachada principal, el acondicionamiento de salas para exposiciones, el mantenimiento de las carpinterías y la primera fase de la recuperación de las caballerizas. Además, para el próximo 2019 está prevista una nueva inversión de casi 450.000 euros que se destinará a acometer la segunda fase de la restauración de las antiguas caballerizas del palacio, levantado por iniciativa de Juan de Goyeneche según las trazas de José Benito Churriguera.

El conjunto tiene tres plazas de carácter bien diferenciado atendiendo a su uso. La Plaza Mayor, frente a la fachada Palacio-Iglesia, es la más representativa y de mayores dimensiones, siendo el eje principal del conjunto. La Plaza de Mercado, la menor, servía de lugar de encuentro para la transacciones. Y la Plaza de Fiestas, presidida por la fachada trasera del palacio. Las antiguas caballerizas se encuentran en un lateral del edificio.

Villarejo de Salvanés

Por otro lado, el consejero ha visitado el municipio de Villarejo de Salvanés, en el que el Ejecutivo regional ha invertido más de 130.000 euros desde el inicio de la legislatura. Esta cifra se ha destinado, en concreto, a recuperar y poner en valor el Castillo de Villarejo, la Casa de la Tercia, el Yacimiento Arqueológico de Santa María y la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol. El Castillo de Villarejo de Salvanés, construido en los siglos XIII-XIV, está integrado en el casco urbano del municipio y está formado por una gran torre del homenaje que perteneció a la Orden de Santiago.

En cuanto a la Casa de la Tercia, se trata de un edificio del siglo XV construido por la Orden Militar de Santiago que, durante la Guerra Civil, se destinó a hospital militar. Y el Yacimiento Arqueológico Santa María data del III Milenio a.C. hasta el siglo XI d.C. Destaca la zona del ‘Cerro de la cuadrilla’, donde se localiza un castro carpetano. Alrededor se han documentado zonas desde época romana hasta islámica, e incluso bajomedieval.

Colmenar de Oreja

Colmenar de Oreja, también en el sureste de la Comunidad, cuenta con un extenso patrimonio cultural e histórico, muestra de la riqueza patrimonial que reúne nuestra región. El Gobierno regional ha invertido en esta localidad más de 80.000 euros desde 2015. La Iglesia Parroquial de Santa María La Mayor, que data de los siglos XVI y XVII, es un ejemplo de arquitectura gótica tardía y fue declarada Bien de Interés Cultural en 1982. Se trata de un templo de cruz latina de tres naves que posee, además, dos capillas: una barroca, la del Perdón; y otra manierista, la del obispo Fossano.

La Fuente de Valdepinar está fechada en 1871. Cuenta con un conjunto de fuente, abrevadero y lavadero realizado en sillería caliza local, con un remate en forma de piña sin relieve. En cuanto a la Iglesia de la Encarnación del Divino Verbo del Convento de las Agustinas Recoletas, se trata de un templo fechado en el siglo XVII. Tiene una planta de cruz latina asimétrica, el crucero está cubierto por una cúpula iluminada, y el fondo del presbiterio está pintado al fresco.

La Plaza Mayor es un espacio porticado situado sobre el barranco, y que se apoya en el Arco de Zacatín. Responde a la tipología de plaza castellana del siglo XVIII, contando con dos plantas: la baja porticada, pública y de carácter principalmente comercial; y la planta alta, residencial. Las carpinterías originales son de madera de cuarterón, y los soportales tienen un pavimento enlosado calizo. Por último, el Túnel de Zacatín, es un pasadizo creado bajo la Plaza Mayor para permitir el paso de las aguas de la antigua vaguada, aunque hoy en día se ha convertido en un pasadizo pavimentado. Cuenta con una portada a modo de fachada que data del año 1794.