Madrid es la región con la menor siniestralidad de toda España

siniestralidad

MADRID. En la Comunidad de Madrid la siniestralidad laboral se ha reducido un 1,3 % durante 2018 con respecto al año anterior. Además, presenta el índice de incidencia (número de accidentes de trabajo por cada 100.000 trabajadores afiliados) más bajo de todas las regiones. Según los últimos datos difundidos tanto por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) como por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (MITRAMISS), referidos al período enero–diciembre 2018, Madrid se sitúa más de un 18 % por debajo de la media nacional (-18,15%).

En cuanto a la tipología de los accidentes, la región presenta un índice de incidencia casi un 35 % por debajo de la media en España, un 56 % inferior en el caso de los accidentes graves y casi un 18 % menos en el caso de los leves.

En el mes de febrero se han registrado un total de nueve accidentes de trabajo mortales, de los cuales uno ha sido in itinere. Atendiendo a la forma, de los ocho accidentes registrados en jornada de trabajo, cinco fueron patologías no traumáticas, uno por golpe contra un objeto y dos por contacto eléctrico. En relación a los sectores productivos cuatro ocurrieron en el sector construcción y otros cuatro en el sector servicios.

ACTUACIONES DEL IRSST 2019: Campaña de obras de rehabilitación

El Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Comunidad de Madrid (IRSST), como órgano gestor de las políticas públicas preventivas en la región, seguirá llevando a cabo campañas de control y asesoramiento, centrando las mismas en aquellos sectores productivos con los datos de siniestralidad menos favorables, como es el caso de la construcción.

En este caso, entre otras actuaciones, se ha comenzado una campaña específica en el sector mencionado, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social (IPTSS), consistente en la realización de visitas, principalmente a obras de rehabilitación, para verificar in situ tanto las condiciones de seguridad y salud como el cumplimento de la normativa laboral, con el objetivo de mejorar los daños derivados de las condiciones de trabajo en el sector.