Gran Vía tendrá los tornos del futuro, dentro del proyecto de la Estación 4.0 de Metro

Metro

MADRID. La estación de Gran Vía será la primera de la red de Metro que contará con un nuevo modelo de tornos de entrada, desarrollado y patentado por la compañía en el marco del proyecto tecnológico de Estación 4.0. Con este objetivo, ya se ha adjudicado el primer concurso de este nuevo sistema de control de accesos, que incluye asimismo la instalación de máquinas de venta de títulos en la estación.

Los nuevos tornos tienen un diseño futurista y, para mejorar la calidad del servicio, presentan un mayor número de funcionalidades en el ámbito del control de acceso, ergonomía e información al usuario. El proyecto aprobado incluye, además, la instalación de máquinas de venta automática en la estación de Gran Vía, así como la adquisición de equipos convencionales de venta y acceso que se destinarán a ampliar el número de tornos de otras estaciones de la red y a realizar pruebas internas que permitan homologar productos en el marco del programa de transformación de la Estación 4.0.

La estación de Gran Vía de Metro contará con un total de 21 nuevos tornos y diez máquinas de venta automática, una vez concluya la reforma de la misma. El equipamiento contempla también el software y la centralización de funcionalidades. La inversión global será de más de 2,7 millones de euros. Su desarrollo ha sido fruto de la investigación y trabajo de profesionales de Metro de Madrid, tras un exhaustivo análisis de las necesidades de los usuarios, que ha permitido llegar a un diseño definitivo, patentado a nivel europeo.

Las nuevas caracterísiticas

Los futuros tornos estarán totalmente adaptados a personas con algún tipo de discapacidad. Dispondrán de pantallas de información, altavoz, paneles LED y un sistema de validación del billete muy fácil, entendible y visible. A través de colores que iluminan tanto la zona de validación como diversos elementos del torno, los clientes sabrán en todo momento el estado del equipo y si han validado correctamente su acceso. Además, su fácil mantenimiento y cambio de repuestos permitirá reducir el coste destinado a este fin durante todo su ciclo de vida, con el consiguiente ahorro para la compañía.

Estación 4.0

Los nuevos equipos plasman la revolución tecnológica en la que está embarcada Metro de Madrid, bajo la denominación de Estación 4.0. En este proyecto se incluye la modificación de los elementos de las estaciones, el tren digital, el nuevo puesto de mando, un centro de procesamiento de datos global, un centro de homologación y una potente red de comunicaciones (RailNet) para conectar todos estos pilares.

El objetivo final es seguir manteniendo la máxima calidad en el servicio y dar respuesta a nuevas demandas de los clientes, siempre con eficiencia y eficacia. Para ello, Metro de Madrid está apostando por la Industria 4.0, el Big Data, el internet de las cosas, la tecnología 5G, la inteligencia artificial y el mantenimiento predictivo como herramientas para mejorar la movilidad de los ciudadanos y hacer un servicio público más sostenible.