El comercio electrónico crece a ritmo exponencial en España

ecommerce

El comercio electrónico es una de las mayores industrias del siglo XXI. Y además crece anualmente de forma exponencial. En España, los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) son claros al respecto: la facturación del ‘ecommerce’ creció en un 27,2 interanualizado en el segundo semestre de 2018 y alcanzó los 9.333 millones de euros.

Los sectores que han recibido una mayor cantidad de ingresos fueron, en este orden, los operadores de viajes y agencias turísticas, las aerolíneas y el sector textil. Todas ellas áreas de negocio que mantienen un crecimiento positivo estable durante la última década. Estos desarrollos de volumen de negocio son complejos y hoy en día ya hay compañías como oberlo.es que son expertas en ayudar a otras empresas de comercio electrónico.

En cuanto al número de transacciones, solo en este semestre, él último del que hay datos contables, se registraron más de 159 millones con un crecimiento en volumen del 34%. El sector donde se produjeron más ventas fue el del transporte terrestre con 7,7 millones de transacciones, algo que contrasta con las cifras totales aunque es razonable porque el precio de los estas compras, mayoritariamente billetes de tren o autobús, es muy inferior en cuantía a lo que supone un viaje al extranjero o una prenda de ropa.

Comercio interior y exterior

Geográficamente las páginas webs de comercio electrónico de España ganaron la partida a las extranjeras. En total las tiendas digitales españolas se quedaron con el 52,4% de los ingresos. Las foráneas, obtuvieron el 47,6%.

No obstante, entre las compras hacia las empresas extranjeras cabe destacar que la gran mayoría se produjo a Europa. Hacia empresas radicadas en territorio de la Unión Europea se realizaron  el 93,2% de las transacciones.

España vende fuera

El informe de la CNMC deja claro que el comercio electrónico español va viento en popa. Además del considerable volumen de ventas nacionales, las compañías españoles facturaron 1.790 millones de euros en este periodo. De las cuales, el 71,4% vino de la Unión Europea.

Como es lógico en un país con un sector terciario tan desarrollado, la mayoría de los ingresos de comercio electrónico en el país provinieron de ventas relacionadas con el sector turístico. En total, el 73,6% de la facturación proveniente del extranjero llegó por esta vía.

No obstante, esta cifra cambia de manera significativa en lo que respecta a las compras de los españoles donde el sector turístico solo supone el 29% de la facturación. Sigue siendo el mayor pero la diferencia respecto a las compras extranjeras es significativa.

Tendencia al alza

Hoy en día se puede comprar prácticamente cualquier cosa y los usuarios son conscientes de ello. Para esto es un factor clave el posicionamiento en los buscadores y el diseño de una página web que de seguridad y satisfaga las necesidades de empresas y consumidores. Profesionales como jesusyesares.com pueden ser una ayuda excepcional en ese campo.

Los registros de 2018, como viene sucediendo año tras año, volvieron a ser históricos y las perspectivas siguen siendo halagüeñas para este 2019. La compra en Internet cada día es más utilizada y, además, para más cosas. El ‘ecommerce’ ha dejado de ser un campo exclusivo para la venta de ropa, libros, vuelos y viajes.