Social gaming, la fórmula de los juegos de moda

social gaming

Está muy lejos de ser algo nuevo, pero sin duda está hoy en sus mejores días y abarcando mayor variedad de escenarios. Por supuesto, hablamos del social gaming o “juego social”.

Los juegos sociales se reconocen fácilmente como esos juegos que tienen características de integrar a varios usuarios en la misma comunidad y que los mismos tengan interacción sin dejar de estar viendo su propia experiencia de juego. ¿Recuerdan el Farmville en el lejano 2009? Ese es un excelente ejemplo de “juego social”

Consolidados desde hace 10 años

Jugar con amigos es lo que los chicos siempre quisieron y desde la llegada del internet se hizo posible a la distancia.

El social gaming supo perfectamente cómo aprovechar las plataformas de redes sociales y dio un nivel de conectividad a los juegos. Ahora los usuarios podrán interactuar entre sí, colaborar y competir según cada juego lo disponga en su mecánica.

La característica que los hizo tan populares es que las redes sociales eran una especie de centro de comandos para ellos. Formaban parte de los juegos de Facebook y si lo jugabas podías decirle a tus amigos por cual nivel ibas o si necesitabas de alguna vida extra o de algún tipo de ayuda.

Esa conectividad era algo nunca antes visto. Los pioneros como YoVille y Candycrush fueron los primero en explorarlo.

Incluso había un espacio para los juegos de casino, ya que cualquier persona podía invitar a otra a una partida de poker en rede sociales solamente con hacer un clic y crearse un perfil en este juego social. Así mismo, cualquiera podía decir que estaba jugando al Blackjack en vivo y decirle a sus amigos que se sumen.

De a poco, los juegos fueron agregando características para aumentar su carácter social. Por ejemplo, en los ya mencionados juegos de casino podías competir contra tus amigos en Facebook y ser premiado por ser que más partidas ganó en un mes.

Otros juegos entendieron que eran jugados más casualmente y lo explotaron al máximo; dando a los jugadores recompensa por conectarse cada cierto tiempo. Así obtenían algún tipo de moneda para desbloquear características o mejoras.

Los nuevos social games

Hasta ahora venimos hablando del pasado, de su nacimiento y de una breve explicación sobre los motivos de su popularidad. Sin embargo, los juegos sociales ya no se tratan de las redes sociales.

Se extendieron a través de las diversas plataformas, consolas y sistemas operativos, entendiendo que ahora es más fácil lograr conectividad desde cualquier lugar y dispositivo.

Las recompensas ya no son cada ciertas horas, sino que suelen ser diarias, así no se vuelven tan esclavizantes. Y sin las redes sociales de por medio, los juegos han lanzado sus propias apps conectar a los jugadores a través de servicios de mensajería internos y hubs del juego, donde el jugador puede agregar amigos, ver sus propias estadísticas y compararse con sus amigos.

Hoy, el social game más popular es sin dudas Fortnite, un juego cooperativo a distintos niveles que mezcla diversos géneros para atrapar a un público muy extenso.

Su sentido más social se puede ver fácilmente, y es que para mantener vigencia, lanza colecciones de skins o atuendos de personajes inspirados en películas del momento: ya lo hizo con Avengers: Endgame y lo hará con John Wick.

Lo más impresionante es que en el mundo offline todos hablan de ello, lo que dice mucho del alcance del juego.

Hoy, la clave para prevalecer está en comprender qué es la conectividad y explotar el hecho de que todos tienen una consola, una tableta o un smartphone con el cual ponerse en contacto con los demás, así sea a través de los juegos.