La “inmensa labor” solidaria del Banco de Alimentos en la Comunidad de Madrid

Banco de Alimentos

MADRID. El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha acompañado hoy a S.M. la Reina Doña Sofía en la inauguración de la nueva sede de la Fundación Banco de Alimentos en Alcorcón. Rollán ha destacado la “inmensa labor” –ha dicho– de una entidad a la que ha agradecido su capacidad para “recoger y canalizar el impulso solidario de los madrileños y convertirlo en oportunidades, apoyo y futuro para miles de personas”.

La Delegación Sur Metropolitano del Banco de Alimentos de Madrid cuenta con una nave de 1.000 metros cuadrados con capacidad para almacenar 200.000 kilos de alimentos. Las instalaciones han sido construidas en una parcela cedida por el Ayuntamiento de Alcorcón, representado en el acto por su alcalde, David Pérez.

En su intervención, el presidente regional ha puesto de manifiesto el reconocimiento social del que goza la Fundación Banco de Alimentos “por su nivel de implantación, por su gestión impecable y por su capacidad de movilización”. Todo ello se materializa, ha afirmado Rollán, en “la solidaridad de las voluntarios, de las empresas que colaboran y de los miles de madrileños que responden con kilos y kilos de ayuda”.

Banco de Alimentos recibió la Medalla de Plata de la Comunidad de Madrid (2009) y el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia (2012), entre otros galardones por su trabajo altruista.

Apoyo de la Comunidad de Madrid

Rollán también ha enumerado algunas de las medidas con las que la Comunidad de Madrid contribuye a la labor solidaria que desarrolla la Fundación Banco de Alimentos de Madrid. Así, además de recibir diversas subvenciones económicas, la entidad tiene su sede central y un almacén en un local cedido por la Comunidad en el recinto del Colegio San Fernando, en la carretera de Colmenar.

“Compartimos con vosotros el objetivo de no dejar a nadie atrás”, ha asegurado el presidente regional, por lo que la atención social a la población más vulnerable ha sido uno de los ejes del Ejecutivo autonómico en esta legislatura, “situando a las personas con más dificultades en el centro de la acción de gobierno”.

Rollán ha recordado que en la legislatura 2015-2019 se pusieron en marcha iniciativas como la Estrategia de Inclusión Social 2016-2021, que aboga por la participación de los ciudadanos y la colaboración público-privada para lograr la inclusión social plena de todos los madrileños.

En la Comunidad de Madrid hay 330.000 voluntarios, por lo que el presidente en funciones también se ha referido a la Estrategia de Voluntariado 2017-2021. Con un presupuesto anual de 3,3 millones de euros, ofrece apoyo a entidades como el propio Banco de Alimentos, formación a través de la Escuela de Voluntariado de la Comunidad de Madrid y dispone de una Red de Puntos de Información al Voluntariado.