Amadeo, un ejemplo de superación personal

AMADEO PORTADA DEDICADA A EL

José Manuel Dolader.

Amadeo Arribas Ándres nació hace 56 años en su casa como muchos de los niños y niñas de en aquella época. No tenía en su casa el material hospitalario que tiene ahora cualquier madre a la hora de dar a luz. Una comadrona cansada de los dos partos anteriores hizo que su cordón umbilical, ese cruel 30 de octubre del año 1962, le produjera una falta de oxígeno en el cerebro de ese recién nacido y le provocara una parálisis cerebral que en su cartilla de persona con discapacidad lo han cifrado con un 52%.

Hasta los 14 años fue a un colegio especial en la Calle Mejia Lequerica de Madrid con niños sordos y  con otras discapacidades. Era travieso como cualquier niño y con 7 años fue expulsado de ese colegio unos días por cortar los baberos de unos niños.

Después pasó al Colegio Público de Educación Especial Princesa Sofía en la Carretera de Canillas, donde le enseñaban entre otras actividades a hacer la cama, cocinar y otras cosas del hogar. Era tan aplicado que con 16 años “cuando vino la Reina Sofia a nuestro colegio yo fui el encargado de hacer una tortilla de patatas para nuestra Reina, cuenta con orgullo Amadeo a sus amigos y a quien quiere escucharle.

Amadeo con la infanta Elena y con la campeona del mundo de ciclismo adaptado (Handbike) Eva Moral en un acto solidario. 

Amadeo con la infanta Elena y con la campeona del mundo de ciclismo adaptado (Handbike) Eva Moral en un acto solidario.

Al terminar esa formación especial, con 21 años se puso a trabajar en la tienda que tenía su abuela de cacharrería con juguetes, botijos y otros productos. “Mi madre en el año 1985 vio como una persona vendía unos cupones cerca de casa y me buscó trabajo vendiendo los cupones de PRODIECU, ya que a pesar de ser ilegales, ganaba más de las 6.000 pesetas que me daba mi abuela mensualmente

La ONCE al cerrar esta lotería ilegal le contrató junto a otros miles de personas con discapacidad y estuvo vendiendo cupones hasta el 2 de enero del año 2013, cuando le llamaron desde la Dirección General de la ONCE anunciándole que el 28 de diciembre le habían sancionado con un despido por una chiquillada que había cometido unos días antes. 

Nos reunimos los tres hermanos para contarle a mi madre que después de llevar 25 años venciendo cupones en un Kiosko al lado de casa me habían despedido por culpa de mi discapacidad” 

Amadeo se entristece al contar este episodio, ya que su madre sufrió mucho porque pensaba que tenía la vida resuelta en la ONCE y ahora no sabía que sería de su vida. “Lo más triste fue que mi madre  falleció dos años después el 19 de abril del año 2015 y por dos días no conoció la sentencia que me era favorable y declaraba mi despido improcedente”

“Gracias a esta acción de la ONCE, decidí con mi hermano no incorporarme de nuevo a la ONCE y hoy trabajo en un Centro Especial de Empleo, realizo dos programa de radio en la radio social labarandilla.org y formo parte de la Junta Directiva de la Asociación la barandilla, donde entre otras actividades el 2 de febrero del año 2018 creamos el TELÉFONO CONTRA EL SUICIDIO 911 385 385 que sirve para ayudar a salvar vidas y dar visibilidad a este grave problema de salud pública”

Amadeo con miembros de la Asociación la barandilla y hermanas religiosas de la Orden de Benito Menni entregando alimentos por la noche en la Iglesia de San Antón para las personas sin hogar que duermen en la iglesia.

Amadeo con miembros de la Asociación la barandilla y hermanas religiosas de la Orden de Benito Menni entregando alimentos por la noche en la Iglesia de San Antón para las personas sin hogar que duermen en la iglesia.

Reclama que los padres no protejan tanto a las personas con discapacidad. Su madre no le dejaba hacer ni un huevo frito ya que le quería tanto que siempre le cuidó para que no le pasara nada. Cuando era jovencito los vecinos y otras personas se reían de como hablaba al ver que no era “normal” y decían que era tontito.

Después del fallecimiento de su madre, Amadeo vive solo y realiza las tareas normales de cualquier casa, habiéndose convertido en un excelente cocinero. “Y eso que solo cocino para mí, si tuviera alguien a quien cocinar sería un gran cocinero, pero para mí solo a veces me da pereza”.

Amadeo realiza excelentes recetas de cocina:

En la foto de portada vemos a nuestro protagonista en cuclillas en una concentración en el aeropuerto de Madrid en apoyo a una persona sordo-ciega, que reivindicaba sus derechos a poder viajar sin acompañante. Esta manifestándose junto al presidente del CERMI Luis Cayo, el Director General de la Discapacidad Nacho Tremiño, el concejal del Ayuntamiento de Madrid Borja Fanjul, el vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE Alberto Durán y otros activistas.

“Mi vida dío un vuelco de 180 grados el día que el juzgado me dio la razón en el juicio con la ONCE, hoy soy una persona que no me avergüenzo de hablar con nadie, soy muy solidario y asisto a todos los lugares donde creo que mi presencia puede servir de algo”

En un acto reivindicativo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental el 10 de octubre del año 2018, al lado de la Alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, del Padre Ángel y dos directivas de la Asociación la barandilla.

En un acto reivindicativo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental el 10 de octubre del año 2018, al lado de la Alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, del Padre Ángel y dos directivas de la Asociación la barandilla.

 

“Estoy contento al ver cómo ha evolucionado el trato a las personas con discapacidad, pero aun así es importante que la gente sepa que somos personas igual que quien nos quiere juzgar y que todos llevamos orejas, hasta mis amigos sordos de la infancia”

“Me gustaría que mi madre estuviera viva para poder conocer las cosas que puede hacer su hijo. Seguro que pondría los ojos como platos si supiera que soy el  presidente de la comunidad donde algunos vecinos nos miraban con pena al ver la mala suerte que había tenido mi madre con un hijo como yo, y que sepan que soy presidente repetidor, que mis vecinos están encantados con la labor que realizo” 

 

Es un verdadero lujo trabajar al lado de Amadeo Arribas, porque te rompe todas las ideas preconcebidas que podemos tener sobre la capacidad de las personas con parálisis cerebral o discapacidad intelectual.