La Comunidad cifra en 5.900 millones el coste de la armonización fiscal del Gobierno central

sucesiones y donaciones

MADRID. La Comunidad de Madrid estima que la armonización de impuestos que ha planteado el Gobierno en funciones de España tendría un impacto fiscal de 5.900 millones de euros para los madrileños. Así lo ha destacado el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier FernándezLasquetty, en el pleno de la Asamblea, en su respuesta a una pregunta del grupo parlamentario popular.

Además, el consejero ha asegurado “que la política fiscal del gobierno de Pedro Sánchez supone una subida masiva de impuestos a todos los españoles que supondría un incremento de 1.000 euros por contribuyente”.

Frente a ello, la Comunidad de Madrid apuesta por una política fiscal basada en impuestos bajos, que han permitido un ahorro medio a los madrileños de 15.000 euros, gracias a las distintas rebajas y bajadas que se han ido aprobando desde 2004.

En este sentido, Fernández-Lasquetty se ha mostrado convencido de que al Ejecutivo central “le molesta que Madrid sea la región con los impuestos más bajos, pero sea la región que más recauda en IRPF, IVA e impuestos especiales, siendo, además, la segunda que más ingresa en Sucesiones y Donaciones”.

Una política fiscal que además ha posibilitado que “nuestra Comunidad goce de los mejores servicios públicos y que sea la región más solidaria con el resto”. En este sentido, el consejero ha apuntado que Madrid aporta el 70% de los ingresos netos del Fondo de Garantías de los Servicios Públicos Fundamentales, más de 32.000 millones desde 2009”, ha afirmado.

El consejero ha aprovechado la ocasión para poner sobre la mesa las mentiras que, desde el Gobierno central, pretenden utilizar para subir los impuestos a los madrileños, especialmente la de que esta baja fiscalidad “beneficia a los ricos”. Así, ha subrayado que en los últimos 15 años se ha bajado de media un 25% el IRPF a las rentas más bajas.

Esta apuesta por el menor esfuerzo fiscal para los ciudadanos ha posibilitado que la Comunidad de Madrid sea la región que más haya crecido (un 3,7% en 2018), que más inversión atrae (64% en 2019), que crea más empresas (una de cada cuatro en España) y que genera más empleo (100.605 en el último año).