La Comunidad propone en la COP25 un decálogo para la vivienda sostenible del futuro

COP25

MADRID. El consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, ha participado hoy en la zona Verde de COP25, dentro del calendario de actividades de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la mesa de debate “Hacia una Vivienda Sostenible”. Pérez ha presentado un decálogo de medidas de carácter medioambiental, en materia de vivienda, que la Comunidad de Madrid hará suyas, adoptando para ello las medidas que sean necesarias para su cumplimiento.

La mesa de debate de la COP25 ha estado formada además por José María García, director general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid, Patrizia Laplana, ingeniera y Master en Ingeniería y Gestión Ambiental, vocal de la Junta Directiva de WIRES, y Miguel Ángel Prieto, arquitecto, urbanista y profesor asociado de la Universidad Politécnica de Madrid.

El consejero ha puesto en valor  en la COP25 la figura de la rehabilitación y la regeneración urbana, como uno de los ejes fundamentales de esta actuación, en la que deberá de sustentarse el futuro del mercado inmobiliario, alcanzando así un desarrollo sostenible del sector.

En un marco general, el 40% de la demanda energética está estrechamente relacionada con el proceso inmobiliario, en el que el 35 % de las emisiones de CO2 liberadas a la atmósfera están igualmente vinculadas al sector. La reducción de estas emisiones, la optimización del ciclo del agua, la elección de los materiales adecuados en la construcción, o el tratamiento de residuos procedentes de la construcción, que supera la tonelada/año por habitante son algunos de los retos señalados por Pérez. “Esta situación nos da una idea de la enorme responsabilidad y las barreras que debemos de superar en la reducción drástica de las emisiones contaminantes, tal y como se acordó en la firma de los Acuerdos de París en 2016 y cuyo compromiso deberá de ser ratificado nuevamente ahora en Madrid”, ha recordado el consejero.

Una Comunidad con viviendas más eficientes y sostenibles

Durante su presentación en la COP25, Pérez ha desgranado las propuestas del decálogo que pasan por una serie de actuaciones en las que ya trabaja el Gobierno regional, y otras que adoptará de cara al futuro, tal y como es el fomento de edificaciones sostenibles en las que prime la construcción de tipo pasivo, con consumos casi nulos, y donde la sostenibilidad de la construcción comience desde el momento mismo de la construcción de los inmuebles, con una correcta selección de los materiales.

El decálogo propuesto por el consejero incluye medidas tales como seguir trabajando en la generación de una gran huella verde en las ciudades, aprovechando las cubiertas de las edificaciones, o el aprovechamiento de las envolventes de las edificaciones para captar y generar energía solar.

Para ello la Comunidad de Madrid aboga además por la rehabilitación sostenible del parque residencial madrileño, un parque formado por 3 millones de viviendas de las que 1,7 millones de hogares son susceptibles de adaptarse ya a la normativa vigente, estrechamente vinculada a la eficiencia energética y a la sostenibilidad.

“La Comunidad de Madrid destinará durante los próximos cuatro años 100 millones de euros para rehabilitar hasta 40.000 viviendas en la región, como política efectiva en la lucha contra el cambio climático”, ha recordado Pérez. “Este modelo de regeneración urbana debe de cumplir con una triple regla de sostenibilidad de carácter económico, social y medioambiental”.

Otro aspecto de máxima actualidad y estrechamente vinculado a la sostenibilidad, es la estrategia de la inclusión social y la erradicación del chabolismo, una medida en la que la Comunidad de Madrid lleva trabajando desde hace más de un cuarto de siglo. En una región como la Comunidad de Madrid, donde el 52% de su territorio está protegido, la práctica de una acertada política de realojos, que combina la inclusión social y la contención en la contaminación de suelos y su recuperación en favor de espacios susceptibles de un mayor y mejor aprovechamiento verde, se convierte en un aspecto fundamental de sostenibilidad.

Para conseguir este objetivo la figura de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid, es fundamental. La AVS cuenta con más de 23.200 viviendas de titularidad pública.
La Agencia se encuentra incursa en el Plan Energético de la Comunidad de Madrid. Este Plan fomenta el ahorro en los consumos energéticos en la Administración y en el caso de la vivienda, trabaja de manera ejemplarizante ante la iniciativa privada a la hora de conseguir viviendas más sostenibles.

Finalmente, y con el objetivo de mejorar y redistribuir de manera eficiente los ratios poblacionales, la Comunidad de Madrid trabaja en una Estrategia para la Revitalización de los Municipios Rurales, donde está impulsando la construcción de edificaciones sostenibles en los ámbitos rurales que contribuyan a fijar no solo a la población de los pequeños municipios y evitar su despoblación, sino a atraer a nueva población que descongestione otros ámbitos urbanos masificados.

La Estrategia para la revitalización de los Municipios Rurales ahonda en la problemática de la masificación frente a la denominada “España vaciada”. Cuenta inicialmente con 60 medidas y 130 millones de euros que contribuirán a paliar y recuperar la población de 78 municipios madrileños aquejados de despoblación. La Estrategia alcanzará las 100 medidas durante la presente legislatura, y muchas de las nuevas medidas estarán estrechamente asociadas a la vivienda y a su sostenibilidad medioambiental, ya que la revitalización del entorno rural es fundamental en la cadena de la sostenibilidad.