La Comunidad promueve la movilidad sostenible con las líneas ‘Cero’ de la EMT

EMT

MADRID. La Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, promueve la movilidad sostenible con las dos líneas ‘Cero’ de la EMT que van a cruzar la zona de bajas emisiones del centro de Madrid. Así lo ha destacado este mediodía el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, durante la presentación de la primera de estas dos líneas, que se pone en marcha hoy y que va a unir los intercambiadores de Atocha y Moncloa sin coste para los usuarios.

Esta nueva línea, la 001, cruza el distrito Centro de este a oeste y desarrolla gran parte de su itinerario sobre el eje de la Gran Vía. Su recorrido, de 9,2 kilómetros de ida y vuelta, se prolongará al este por la calle Alcalá y al oeste por la calle Princesa, para fijar sus terminales en Atocha y Moncloa, dos enclaves de carácter intermodal muy relevantes en la red de transporte público de la ciudad.

“Proteger el medio ambiente es algo que puede hacerse de muchas maneras. La más fácil es la vía prohibitiva: cerrar calles, limitar el paso de vehículos, inmovilizar, vigilar, perseguir y multar. Pero el Gobierno de la Comunidad de Madrid, y también el del Ayuntamiento de Madrid, prefiere la libertad con responsabilidad”, ha apuntado Garrido en la presentación de la línea, junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

El horario de la línea 001 se extiende desde las 7:00 horas en ambas cabeceras hasta las 23:30 horas en Moncloa y las 23:00 horas en Atocha. Su frecuencia es de entre 7 y 8 minutos en días laborables y 10 minutos en sábados y festivos. El servicio lo van prestar diez autobuses eléctricos y la previsión es que, cada día, transporte 11.000 viajeros.

“Hablar de cero emisiones y cero coste para el viajero resume la parte más llamativa de esta línea. Pero son algo más: 100% silenciosas, 100% interconexión con Metro de Madrid y completan 100% la oferta de transporte público en el distrito Centro ante la nueva realidad de Madrid 360”, ha añadido Garrido.

El consejero ha subrayado el carácter gratuito de la línea 001, que es la segunda de la EMT que presta servicio con autobuses eléctricos tras la línea 76, que une la plaza de la Beata con Villaverde Alto.

En este punto, ha querido destacar la apuesta del Consorcio Regional de Transportes por la movilidad sostenible con la renovación constante de la flota de autobuses urbanos e interurbanos para que, cada vez, sean más eficientes y cuenten con tecnologías menos contaminantes.

“El futuro ya circula por la Comunidad”, ha apuntado, para recordar que el Consorcio ha puesto en marcha un proyecto piloto de autobús sin conductor y 100% eléctrico que, en breve, comenzará a funcionar en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid como parte de la oferta de transporte público de la Comunidad.

También se ha citado el primer autobús eléctrico de alta capacidad que se va a incorporar a la flota interurbana del Consorcio este año en Aranjuez y que ya ha hecho pruebas por las calles del municipio.

“La red de transporte público de la Comunidad de Madrid nos ofrece viajar rápidos, seguros, cuidando la calidad del aire y, en el caso de las líneas ‘Cero’, además, viajar gratis. En 2019, el transporte público madrileño atendió a más de 1.600 millones de viajeros. El éxito de nuestra oferta es fruto del rigor con el que el Consorcio gestiona las competencias del transporte que todos los ayuntamientos, y la propia Comunidad, le han delegado”, ha añadido Garrido.

Línea Norte-Sur

El próximo mes de marzo está previsto que entre en servicio la segunda línea ‘Cero’, que supondrá la ampliación de la actual línea M2 que transcurre entre Argüelles y Sevilla hasta Puerta de Toledo, pasando por las plazas de Jacinto Benavente, Tirso de Molina y la calle Toledo. De este modo, la nueva línea atravesará el distrito Centro de Madrid por el eje norte-sur.

El servicio se prestará desde las 8:00 hasta las 21:00 horas en Argüelles y hasta las 20:45 horas en Puerta de Toledo, con una frecuencia máxima aproximada de 10 minutos, mediante ocho minibuses eléctricos.