Esquiar es fácil en Flumserberg

Flumsenberg

Daniel Tordable FLUMSERBERG, Suiza.

Flumserberg es una de las estaciones de invierno favoritas de los habitantes de Zurich y los zuriqueses entienden de esquí. Su cercanía, a apenas una hora en coche de la capital económica de Suiza y su conexión por ferrocarril, conlleva que sea el destino favorito de muchas familias que abarrotan el complejo los fines de semana. Sobretodo cuando sale el sol.

FlumsenbergPero no nos dejemos engañar. Que sea una estación ideal para ir con niños, no implica que estemos hablando de un centro invernal menor. No. Se trata de un complejo de tamaño medio, (65km de pistas que cunden muchísimo) y con un muy respetable desnivel, de 1.557 metros, que comprenden su cota máxima, ubicada a 2.222 metros y su cota baja, a apenas 425 metros sobre el nivel del mar, en la localidad de Unterterzen.

Zonas para todos

Se trata de un dominio de esquí no demasiado conocido para los no suizos, pero que es uno de los tesoros mejor guardados de la zona central del país helvético. Flumserberg cuenta con opciones para todos los tipos de esquiadores. Desde pistas balizadas en perfecto estado, zonas de debutantes muy bien ideadas y, por supuesto, fuera de pistas para los más intrépidos freeriders.

Tannenheim: el sector izquierdo del complejo dispone de descensos cuidados y rápidos para los pisteros. Varias rojas divertidas que cubren un notable desnivel. Al ser la zona más baja, es donde primero empieza a fallar la nieve.

Tannenboden: El corazón de Flumserberg es este valle que cuenta con opciones para todos los niveles de esquí o snowboard. Pistas kilométricas, descensos muy hermosos entre árboles y zona de fuera pista muy exigentes a la izquierda del telecabina que enlaza con Maschgenkamm.

Flumsenberg

Esquí y snowboard en Flumserberg

Leist: La cima de Flumserberg también es su área más difícil. Desde sus 2.222 metros de altura parten varias negras muy técnicas que conectan con Seeben, el telesilla que enlaza de nuevo con el resto del resort. El estado de las negras lo marca la última nevada y podemos encontrar dede el mejor powder hasta tramos helados y/o con bañeras. Diversión para todos los gustos.

En busca del Freeride extremo

Flumsenberg

Tras un ascenso caminando, encontramos áreas de freeride con buen powder

Los que quieran ir más allá, Leist también es su lugar de partida. Desde el mismo telesilla se divisan líneas por la cara opuesta donde casi siempre está garantizada nieve fresca, sin caminatas agotadoras y con salida de vuelta de fácil acceso. Los que quieran powder al 100%, toca quitarse las tablas, atravesar una zona de rocas y caminar. Es una subida fácil, marcada y con huellas visibles. En apenas 15-20 minutos de ascensión, no demasiado complicados aunque siempre agotadores por la altitud y el equipo (recuerda esquiar siempre fuera de pista con arva, pala, sonda y mochila con airbag), se accede a uno de los descensos más divertidos y con mejor nieve de toda Suiza. Sólo para expertos.

Flumsenberg

Caminata de ascenso desde el telesilla más elevado de la estación de Flumserberg

La belleza a tus pies

Para los que aman la montaña es difícil tener unas vistas malas desde lo alto de un pico de Los Alpes. Pero el secreto mejor guardado de Flumserberg son sus vistas. Uno de los rincones más bonitos y pintorescos de este lugar se divisa cuando menos te lo esperas y te deja, literalmente, con la boca abierta. Una combinación mágica de cumbres nevadas, bosques y un lago con agua con un azul intenso deslumbrante.