Díaz Ayuso advierte de que el Gobierno central va a llevar a Madrid a la ruina

Díaz Ayuso

MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido hoy de que las decisiones que está tomando el Gobierno central sobre la desescalada por el COVID-19 en la región van a llevar a Madrid a la “ruina”. “Nos tienen rehenes, nos tienen amordazados y al final lo que está habiendo es un recorte de libertades, se está intentando minar el diseño constitucional por la puerta de atrás, la unidad de España, y, sobre todo, la igualdad ante la ley y la justicia”, ha declarado.

La jefa del Gobierno regional ha comparecido en una rueda de prensa conjunta con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la Real Casa de Correos, tras la negativa ayer del Gobierno central de permitir a Madrid pasar a la Fase 1 del plan de desescalada, solicitud que había planteado la Comunidad de Madrid para el próximo 18 de mayo. En este sentido, ha explicado que la Comunidad de Madrid tiene una estrategia para poder dar el paso de forma segura y que pasa por el uso obligatorio de mascarillas, facilitar las primeras unidades a cada ciudadano y realizar campañas de concienciación para apelar a la responsabilidad individual.

“Nos exigen unos requisitos que vamos cumpliendo pero después se van cambiando todas las semanas”, ha lamentado la presidenta. Para Díaz Ayuso, “esta incertidumbre y los bandazos que constantemente están dando lo único que van a hacer es llevarnos a la ruina”. Son decisiones “inexplicables” con las rebajas, los turistas o la duración de los ERTEs, entiende. “A partir de aquí la ruina va a ser la peor secuela que nos deje el COVID-19”, ha reiterado la presidenta madrileña, quien ha denunciado que no hay ningún país de la UE que tenga su capital “absolutamente cerrada como nosotros”.

Petición de claridad y transparencia

Díaz Ayuso ha indicado que “esta incertidumbre está provocando muchísimo daño en toda la Comunidad de Madrid e inseguridad jurídica”. “Todo nos va a llevar al precipicio, a un borde que al final no va a causar más que problemas mayores”, ha señalado. Por todo ello, la Comunidad de Madrid solicita al Gobierno de España “claridad, transparencia, explicaciones de por qué el motor económico de España va a seguir cerrado”.

La presidenta ha explicado que Madrid ha “sido un gobierno responsable, que tomó medidas desde el primer día, que puso a disposición de todos los ciudadanos las herramientas necesarias, que triplicó sus UCIs, que creó el milagro de IFEMA, que medicalizó hoteles y preparó a la Comunidad de Madrid ante una situación inesperada y dolorosa”. “Nadie mejor que nosotros sabe lo que es bueno para los ciudadanos, nadie mejor que Madrid ha sabido lo que se ha sufrido, nadie mejor que el Gobierno de la Comunidad de Madrid para saber el dolor de las familias, el esfuerzo de los sanitarios, la noche sin dormir, de los desvelos”, ha defendido.

“Somos un gobierno autonómico que ha primado siempre la libertad y, sobre todo, por encima de todo, la vida; hemos sido un gobierno que ha puesto a disposición de la administración y de los ciudadanos todo lo que tenía a su alcance, hemos peleado como nadie por la sanidad y nadie nos puede arrebatar ese relato ahora mismo”, ha añadido la presidenta autonómica Díaz Ayuso, para destacar que Madrid ha de salir adelante, y que sus ciudadanos no pueden estar “eternamente encerrados”.

Datos técnicos que refuerzan el pase a la Fase 1

Por su parte, el consejero de Sanidad ha asegurado que “Madrid está preparada” para pasar a la Fase1 y que los criterios técnicos que pide el Ministerio de Sanidad se cumplen, “tanto en los indicadores de salud, que van bajando en todos los niveles, como en la capacidad asistencial y en la detención y seguimiento de los casos sospechosos que se convierten en positivos”.

De este modo, Ruiz Escudero ha explicado que los pacientes hospitalizados se han rebajado desde el pico máximo (31 marzo-1 de abril) un 86 por ciento; el número de pacientes en UCIs ha bajado un 76 por ciento; y el número de pacientes pendientes de ingreso, que se evalúa cada día, se registraron 2.500 el pasado 13 de mayo y el descenso a día de hoy es de un 93 por ciento. Además, en Atención Primaria, el seguimiento de pacientes en domicilio ha bajado cerca de un 90 por ciento, pasando de los 24.081 pacientes a los actuales 2.200 pacientes.

En cuanto a hospitalización, el criterio es tener entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por 10.000 habitantes. Por tanto, Madrid necesitaría un máximo de 24.750 y ha llegado a tener 25.000, sin contar con la capacidad de ampliación de Ifema y hoteles sanitarizados, ha explicado el consejero. Además, ahora hay 2.076 camas ocupadas, que representa solo un 8,3% respecto al pico máximo. Con respecto a las camas de UCI, se requieren entre 1,5 y 2 camas por cada 10.000 habitantes. “Necesitaríamos 1.340, ya disponemos de 1.350 y hemos llegado a tener 1.942”, ha remarcado el consejero madrileño.

Por último, Ruiz Escudero ha hecho referencia al dato de las PCR porque el Ministerio, la semana pasada, dijo que la red de Atención Primaria no estaba preparada. Desde este pasado lunes, 11 de mayo, cuando Madrid ya había solicitado pasar a la Fase 1, se han realizado más de 6.600 PCR a pacientes con sospecha de COVID-19, con 294 positivos, esto es, unas 1.300 PCR diarias con 58 positivos. “Todo esto, ver cómo va evolucionando la epidemia, ver nuestra capacidad asistencial, y ver nu