¿Para qué sirve el aceite de CBD? Te lo contamos todo con detalles

cbd

En primer lugar, vamos a aclarar qué es exactamente el aceite de CBD. Para ello, debemos saber qué es el CBD y de donde procede. Pues bien, el CBD es la parte del cannabis que, desde hace años, se usa como medicina alternativa, ya que tiene efectos terapéuticos, antiinflamatorios e incluso analgésicos. Por lo tanto, el CBD se utiliza para paliar dolores y aliviar síntomas provocados por ciertas enfermedades. Sin embargo, todavía no sabemos en qué consiste el aceite de CBD.

Pues muy sencillo, como podemos imaginar, el aceite de CBD se trata de aceite elaborado a partir del famoso aceite de oliva que contiene extractos de la sustancia CBD que procede del cannabis. Pero ¿cuál es la finalidad de este aceite? Veamos. Al tener el CBD tantas propiedades beneficiosas, hemos de aprovecharlo al máximo, pero cuando se extrae de manera directa de la planta, es difícil de utilizar, ya que no lo podemos aplicar o utilizar de un modo concreto.

Así pues, se ha creado el aceite de CBD para que su uso y aplicación sea más sencillo y llevadero. Al tratarse de una sustancia líquida, se puede añadir a alimentos o recetas o se puede, directamente, aplicar de forma tópica sobre la parte del cuerpo en la que se encuentre la molestia o dolencia. No obstante, este aceite no sólo tiene usos medicinales, sino que tiene otros muchos beneficios que aún nos quedan por descubrir.

El aceite CBD y sus beneficios para tratar el insomnio

Aún así, uno de los últimos beneficios del CBD que se han descubierto, y una de las finalidades para las que se está usando esta sustancia y su aceite es para tratar los problemas relacionados con el insomnio. En la gran mayoría de las ocasiones, veremos el CBD en forma de cápsulas o de aceite, como veníamos comentando anteriormente. Veamos los usos que les podemos dar a estas cápsulas que contienen únicamente cannabidiol. Sus propiedades pueden tener efectos antioxidantes, antitumorales, antieméticas, analgésicas, sedantes y neuroprotectoras, entre otras.

Por otro lado, su uso para tratar las convulsiones derivadas de la epilepsia está abiertamente aceptado y es usado en varios países. No obstante, vayamos al grano y veamos como el CBD puede ayudar a combatir el insomnio. En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el CBD no nos ayudará a conciliar el sueño de una forma mágica, sino que hará que su efecto ansiolítico nos ayude a rebajar los niveles de estrés encontrados en nuestro organismo.

A partir de ahí, la tensión bajará, tanto la emocional como la muscular, por lo que la relajación de nuestro cuerpo será óptima y se irá acercando al 100% de relajación, estado en el cual caemos dormidos. Es por todas estas razones que el CBD puede ayudarnos a facilitar la somnolencia y a coger el sueño de una forma más rápida de la habitual para nuestro organismo. Será así como, uso tras uso y poco a poco, conseguiremos, en un periodo de alrededor de seis semanas, superar los problemas que nos provocan el insomnio y poder combatir este trastorno del sueño de forma gradual.

La calidad del CBD: el efecto clave para conseguir lo que queremos

En cuanto a las dosis a tomar, hemos de considerar que unos 25 miligramos de CBD será lo adecuado para un cuerpo adulto estándar. No obstante, hemos de tener cuidado y tratar este tema con la seriedad que requiere, ya que, si estamos tomando otras pastillas o medicamentos, debemos consultar si pueden ser compatibles. En el caso de usar algún tipo de anticoagulante, el uso del CBD no es nada recomendable, ya que puede causar problemas en la salud.

Finalmente, queda por añadir que, si estamos decididos finalmente a realizar un consumo diario de CBD para combatir nuestro insomnio, debemos tener en cuenta que el producto que vamos a consumir es de calidad y se encuentra regularizado. En otras palabras, ha de ser un producto legal, natural, no contaminado, que contenga la cantidad correcta de CBD y que no contenga THC, puesto que, de darse el caso contrario, no nos valdrá para nada en la lucha contra el insomnio.