Díaz Ayuso:“La erradicación de la violencia contra las mujeres debe quedar fuera del partidismo”

Díaz Ayuso

MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido, en el acto institucional de conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que la “erradicación de la violencia contra las mujeres debe quedar fuera del partidismo”. Esta lucha, ha añadido, “que no puede politizarse, es una lucha de todos”.

La presidenta del Gobierno regional ha señalado, en este sentido, que cada caso ha de ser considerado “como lo que es: una vulneración de un derecho humano fundamental, el de la libertad, la seguridad y el de vivir en paz”. “Por eso, hay que plantarle cara. Sabed que contáis con el apoyo económico, jurídico, psicológico y social de la Comunidad de Madrid. No estáis solas”, ha subrayado.

Díaz Ayuso ha recordado el asesinato en 1960 de las hermanas Mirabal “por orden del entonces dictador Rafael Leónidas Trujillo, en República Dominicana” y que “fue otra mujer, Minou Tavárez Mirabal, hija de una de las tres opositoras, la que ilustró la necesidad de visibilizar lo que entonces era una verdadera lacra”. “La vida de estas mujeres, como la de tantas otras que lucharon por nuestros derechos, es la que ilustra la necesidad de trabajar por una igualdad alejada de sesgo ideológico”, ha reiterado.

En el acto, la Comunidad de Madrid ha rendido homenaje a las educadoras de los recursos residenciales integrados en la Red de Atención Integral contra la Violencia de Género, que pese a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 han trabajado las 24 horas del día durante todo el confinamiento para que no faltara apoyo y atención a las mujeres que acudían a estos centros.

Para Díaz Ayuso, si hoy somos una sociedad “más justa, avanzada y garantista es gracias al esfuerzo de gente” como estas profesionales, “cuyo único objetivo es mejorar la vida de otras personas y trabajar para que no haya distinción de derechos, libertades u oportunidades en función del género con el que hemos nacido, algo recogido en el artículo 14 de nuestra Constitución”. “Todos tenemos derecho a ser distintos pero iguales e importantes ante la ley, la sociedad y ante las oportunidades”, ha considerado.

Asimismo, Díaz Ayuso ha hecho un llamamiento, no sólo a las mujeres, sino también a padres, hermanos, amigos e incluso hijos, “para que luchen”. “Ellos muchas veces son víctimas y sufren porque sus hijas, hermanas o amigas” están sufriendo por “una persona que un día dejó de ser hombre para pasar a ser un elemento que destruye la vida de todos los que le rodean”. “No es un camino fácil, pero contáis con el apoyo de la Comunidad de Madrid y de toda la sociedad”, ha asegurado.

En este homenaje institucional, que se ha celebrado en la Real Casa de Correos, también ha participado el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo, y ha contado con la asistencia de gran parte del Gobierno regional, del presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad, y de todos los portavoces de los grupos parlamentarios.

Puntos municipales 24 horas

Precisamente, con el objetivo de ampliar la atención que reciben las mujeres que sufren violencia de género, a lo largo del próximo año se va a poner en marcha la apertura rotatoria de los puntos municipales del Observatorio Regional de Violencia de Género durante las 24 horas.

Esta medida, consensuada en el seno del Grupo de Trabajo contra la Violencia de Género en el que están representados los grupos políticos de la Asamblea y las distintas entidades del sector, permitirá que haya cinco de estos puntos abiertos en todo momento para ofrecer atención psicosocial a mujeres víctimas durante los 365 días del año a través de unidades móviles.

La Comunidad de Madrid está desarrollando estos días la campaña informativa y de sensibilización con el lema Si eres hombre, hazlo, para hacer referencia a la imprescindible concienciación e involucración de los hombres en el esfuerzo por eliminar la violencia de género y otras formas de discriminación contra las mujeres.