Se mantiene abierto el Metro durante la noche para garantizar la movilidad

Metro

MADRID. La Comunidad de Madrid ha mantenido abierto Metro durante toda la noche de este sábado con el fin de facilitar la movilidad que, en todo caso, se recomienda que se limite a los desplazamientos imprescindibles. Así, el suburbano madrileño ha ofrecido servicio entre las 2:00 y las 6:00 de la mañana, horario en el que habitualmente permanece cerrado al público.

Ante la fuerte nevada consecuencia del temporal Filomena, Metro de Madrid ya mantuvo anoche el servicio en la línea 8 con el objetivo de asegurar la conexión entre el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas con el centro de la ciudad, de manera que los trenes han estado efectuando parada en las estaciones de Aeropuerto T4, Aeropuerto T1, T2, T3 y Nuevos Ministerios durante toda la noche.

La compañía dispone de un dispositivo especial durante el período invernal para hacer frente a las posibles inclemencias climatológicas que impliquen la presencia de nieve o hielo en sus instalaciones o en los accesos a las mismas y que puedan afectar al servicio prestado a los usuarios. Este plan de actuaciones afecta a todos los accesos a Metro, estaciones que se encuentran en la intemperie, depósitos, cocheras y tramos de vía en intemperie.

Como herramienta fundamental para combatir la nieve y el hielo, las estaciones disponen de sal y equipos para la retirada de los mismos (tales como cubos, palas y escobas). Cada línea mantiene una reserva estratégica de estos elementos en puntos clave para facilitar su reparto. En el caso de que las líneas agoten sus provisiones de sal, se hará una distribución de urgencia usando uno o varios trenes sin viajeros hasta los puntos que se definan para su distribución a las estaciones afectadas.

A lo largo de las últimas horas, y con ayuda del personal de limpieza, se está esparciendo sal, en particular, en las zonas de andén que se utilizan para la entrada y salida de los trenes. Una vez seca la zona de paso en donde se ha puesto sal, se comprueba que no quedan restos para evitar caídas.