Corazón y Manos nació para ayudar a los demás

manos portada (Copy)

José Manuel Dolader. 

El pasado mes de septiembre la Asociación Corazón y Manos cumplía sus primeros tres años dedicándose a ayudar a las personas más necesitadas.
Esta entidad nació por iniciativa de un grupo de trabajadores de CLECE para ayudar a sus compañeros que necesitan un apoyo para salir adelante de sus problemas sociales o económicos por los que, a pesar de tener un contrato de trabajo, atraviesan en un momento de su vida
 
Los voluntarios de Corazón y Manos han colaborado en la entrega de miles de juguetes que la Asociación Amigos del Parque del Alamillo y Riberas del Guadalquivir han donado a familias en riesgo de exclusión social en Sevilla.

Los voluntarios de Corazón y Manos han colaborado en la entrega de miles de juguetes que la Asociación Amigos del Parque del Alamillo y Riberas del Guadalquivir han donado a familias en riesgo de exclusión social en Sevilla.

Sin embargo, la actual situación económica y social que estamos atravesando por culpa del Covid-19 ha hecho que tengan que redoblar sus actividades para poder ayudar a familias ajenas a esta empresa en diversos lugares de España.

Durante el pasado mes de septiembre y de octubre los voluntarios y trabajadores de CLECE recogieron más de 60.000 kilos de alimentos para distribuir entre las personas más necesitadas.

Otro proyecto exitoso ha sido la recogida de ropa para entregar a distintos ayuntamientos e instituciones que prestan apoyos a ciudadanos sin recursos. En la portada vemos una de las campañas para concienciar a sus compañeros y que consiguió estas navidades recolectar toneladas de ropa en diversas provincias.

A la izquierda Cristobal Valderas presidente de Corazón y Manos, a su lado Ana, presidenta de la Asociación la barandilla, el Padre Ángel y Junibel, directora del Teléfono Contra el Suicidio en la Iglesia de San Antón.

A la izquierda Cristobal Valderas presidente de Corazón y Manos, a su lado Ana, presidenta de la Asociación la barandilla, el Padre Ángel y Junibel, directora del Teléfono Contra el Suicidio en la Iglesia de San Antón.

Este pasado 14 de enero Corazón y Manos y otras entidades sociales acudieron a la Iglesia de San Antón a llevar ropa y productos de abrigo ante la petición que el Padre Ángel realizó para entregar ropa de abrigo a las personas sin techo debido a la nevada que cubrió Madrid esos días.

Productos infantiles que entregaron este jueves 21 al Ayuntamiento de Redován para ayudar a las personas más necesitadas de esta localidad Valencia.

Productos infantiles que entregaron este jueves 21 al Ayuntamiento de Redován para ayudar a las personas más necesitadas de esta localidad Valencia.

En definitiva, una muestra de solidaridad que tan necesaria es en estos momentos donde todos los días miles de familias ven cómo esta crisis social y económica no les permite llevar una vida digna.

En su web podemos encontrar más información por si decidimos donar productos o ayudarles con las distintas acciones solidarias que realizan por distintas provincia del país;

http://www.corazonymanos.org/