La Comunidad de Madrid mejoró su eficiencia energética y redujo el consumo un 0,5% durante 2019

Share:
Comunidad de Madrid

MADRID. La Comunidad de Madrid se consolida como región eficiente y sostenible, con una reducción del consumo energético en 2019 del 0,5% con respecto al año anterior. Así lo indica el último Balance Energético regional, una publicación anual, elaborada por la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, que recoge la evolución de los datos relacionados con el consumo y generación de energía en la región.

El viceconsejero de Economía y Competitividad, Rodrigo Tilve, ha participado hoy en la presentación de este documento, donde se ha explicado que en 2019 el consumo de energía final en la región se redujo hasta los 10.877 ktep (mil toneladas equivalentes de petróleo), frente a los 10.933 ktep de 2018. Asimismo, en relación al total nacional, cifrado en 93.589 ktep, el consumo de la Comunidad de Madrid representó el 11,6%.

“Esta cifra se vuelve especialmente relevante si la comparamos con el aumento de población y de actividad que registró la región en 2019, y demuestra que la senda iniciada por el Ejecutivo madrileño para alcanzar los objetivos de eficiencia y sostenibilidad en la Comunidad es la adecuada”, ha afirmado el viceconsejero.

Así, debido principalmente a su alta densidad de población, con cerca de siete millones de habitantes (+1,6% que en 2018), y a su reducido territorio (el 1,6% de la superficie del país), la Comunidad de Madrid asume una alta demanda de energía. Además, en 2019 fue la región que registró un mayor crecimiento de su Producto Interior Bruto en términos de volumen (un 2,6%) y, por lo tanto, de su actividad.

En cuanto a los sectores de actividad, el transporte se ha mantenido en 2019 como el de mayor consumo de energía final (54,7%), representando más del doble que el sector doméstico (22,4%), que ocupa el segundo lugar, seguido por los servicios (12,9%) y la industria (7,8%).

En lo que respecta a las fuentes de energía final más consumidas, encabezan la lista los derivados del petróleo, principalmente los querosenos utilizados para aviación, muy por delante de la electricidad y el gas natural. En concreto, el consumo de electricidad en la Comunidad de Madrid disminuyó notablemente en 2019 -hasta los 2.298 ktep-, mientras que en el resto de España aumentó la media de consumo, y el de gas natural aumentó ligeramente en comparación al de 2018, aunque algo menos de la mitad de lo que se incrementó de media en todo el país.

En relación a la mejora de la eficiencia energética en movilidad y la electrificación del parque móvil, en el año 2019, se matricularon en la región aproximadamente la mitad del total de vehículos eléctricos de España, con 14.285 matriculaciones de las 29.135 del total nacional.

La publicación del Balance Energético 2019 de la Comunidad de Madrid está disponible para su consulta y descarga en la página web de la Fundación de la Energía (www.fenercom.com).