Madrid Nuevo Norte, medida estratégica para reactivar la economía

Madrid Nuevo Norte

MADRID. La Comunidad de Madrid apuesta por Madrid Nuevo Norte (MNN) como medida estratégica para la reactivación económica de la región. Así lo ha asegurado la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, en la inauguración del foro La Comunidad de Madrid como polo de atracción de inversiones en los nuevos desarrollos urbanísticos organizado por el periódico económico Expansión.

Un foro de análisis y debate que ha reunido a expertos del sector inmobiliario, agentes sociales, instituciones y empresas. En ese sentido ha contado con la participación de Adolfo Ramírez, presidente de CBRE España; David García Núñez, presidente de Madrid Capital Mundial de la Construcción, Ingeniería y Arquitectura; Miguel Hernández, director de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Distrito Castellana Norte (DCN), y Sigfrido Herráez, decano Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Durante su intervención, la consejera ha explicado cómo “desde la Comunidad vamos a contribuir al desarrollo de Madrid Nuevo Norte para convertirlo en un lugar atractivo para vivir y para trabajar, pero también en un polo de atracción de inversiones, talento humano y generación de empleo”.

Los expertos han abordado, entre otros asuntos, la ubicación estratégica de la región para los inversores nacionales e internaciones, así como su política fiscal; la colaboración público-privada para alcanzar una mayor eficiencia en el impulso y la gestión de las nuevas ciudades del siglo XXI; Madrid Nuevo Norte como oportunidad para el desarrollo y la reactivación económica de la Comunidad de Madrid en lo que se refiere a la creación de empleo, inversiones y atracción de talento en el marco de las grandes actuaciones urbanísticas que se van a desarrollar a nivel europeo o la sostenibilidad urbana.

Martín ha destacado que Madrid ha sabido hacer compatible la pandemia con la actividad económica, al tiempo que ha remarcado las políticas que se han desarrollado en la región relativas a la bajada de impuestos y la eliminación de trabas administrativas, que han ayudado a generar confianza entre los inversores, las empresas y los ciudadanos.

Infraestructuras claves

Entre las actuaciones clave que convertirán Madrid Nuevo Norte en un potente eje vertebrador de la movilidad de toda la región se encuentran el nuevo intercambiador de transporte que estará conectado con la estación de Chamartín, una nueva línea de la red de Metro de Madrid con tres estaciones y una nueva estación de Cercanías.

Martín también se ha referido a las “grandes infraestructuras vertebradoras de MNN” que llevará a cabo la empresa pública Canal de Isabel II con la renovación de 13 kilómetros de conducciones de agua. En ese sentido, la consejera ha destacado que mientras que duren las obras de este proyecto, “la Comunidad de Madrid garantizará el suministro de agua a toda la población” y ha detallado que se actuará sobre seis infraestructuras hidráulicas estratégicas de Canal que abastecen al 60% de la población.

Un proyecto verde

La consejera ha señalado que Madrid Nuevo Norte representa el urbanismo sostenible del siglo XXI ya que se han proyectado 400.000 metros cuadrados a zonas verdes que se articularán alrededor de un gran Parque Central. Pero también, y de forma integrada con lo anterior, este modelo de ciudad dispondrá de 1,5 millones de metros cuadrados de oficinas, todo conectado entre sí mediante puentes y túneles, “en un entorno centrado en las personas, con vida los siete días de la semana, en el que confluirán oficinas, vivienda, ocio y dotaciones públicas”.

La consejera ha detallado también cómo en la fase de diseño del proyecto se han introducido atributos de sostenibilidad ambiental relacionados con la economía circular y el fomento de la descarbonización, de acuerdo con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Por último, Madrid Nuevo Norte cuenta con 12 parcelas dotacionales con diferentes usos (equipamientos deportivos, laboratorios, bibliotecas, auditorios, etcétera), que se pondrán a disposición de los inversores nacionales y extranjeros, a través de concesiones o derechos de superficie para que pongan en marcha sus proyectos o quieran desarrollarse en la región.