Madrid estrena «Nadie está libre», el documental sobre la pandemia y sus efectos

Share:

MADRID. Dirigido por Iban Albizu y Ángel Peiró, el documental “Nadie está libre” se estrenó el mes pasado en los cines Príncipe Pío de Madrid y posteriormente se podrá visualizar en otras salas de cine de todo el país.

A través de los testimonios de un grupo de trabajadores, dirigentes y personas afectadas, el documental relata los efectos de la crisis sanitaria originada por la COVID-19 en los bancos de alimentos y comedores populares.

Según explicó Ángel Peiró, la idea principal nació después de que sus creadores pudieran observar las largas colas de hambre que se formaron inmediatamente tras el inicio de la pandemia. Tal como expresa Peiró, las colas eran cada vez más alargadas y con muchas historias internas, tanto de los voluntarios y dirigentes de estos establecimientos, así como de los afectados.

Frente a este panorama, los creadores se pusieron de acuerdo para “visibilizar” la situación en España. “Por mucho que se pertenezca a una clase social más elevada o media, nadie está a salvo de acabar desvalido, sin poder comer al menos una vez al día”.

A juicio de los creadores, este tipo de documentales son necesarios para estar más cerca de los problemas de la gente y sensibilizar a la sociedad. Y es que, a través de las representaciones audiovisuales, no solo se ha dado a conocer la creciente desigualdad y pobreza durante la pandemia. También se ha reflejado el deterioro de los sistemas sanitarios en todo el mundo, incluso en los países más desarrollados. Así, por ejemplo, documentales como “El viento de la muerte” reflejan las vivencias y aprendizajes de profesionales del ámbito sanitario público y privado en Navarra. Del mismo modo, el documental Diagnosing Healthcare explora la crisis sanitaria en EE.UU, así como las soluciones en forma de planes de atención médica alternativos.

Por otra parte, Peiró considera que es importante dejar testimonio del por qué se producen estos fenómenos sociales, dando voz a sus principales protagonistas. Además, indicó que, dentro de los próximos años, este trabajo puede servir de elementos consultivos sobre los hechos crudos que han ocurrido durante este periodo.

España ante la crisis sanitaria

La grabación de este documental, según han indicado, les ha tocado la fibra. Así, se ha relatado la dureza que supone el compartir tiempo con personas que han perdido sus trabajos y no pueden llevarse nada a la boca, incluso teniendo hijos a su disposición.

Sobre la sensibilidad que existe hacia la situación de la pobreza extrema, Peiró considera que esta ya existía con anterioridad a la pandemia. Sin embargo, también recordó otros acontecimientos históricos, como la crisis económica mundial del año 2008. Este hecho no solo representó un antes y un después en las generaciones jóvenes. También dejó a mucha gente en la calle, sin ningún tipo de recurso para sobrevivir.

Finalmente, el director ha podido plasmar el contexto actual en un documento audiovisual, sabiendo que una gran parte de la sociedad consume cada vez más series y documentales de plena actualidad.