aranjuez-980x250

Incremento de la recogida selectiva de envases domésticos en 2020

envases

MADRID. La Comunidad de Madrid aumentó la recogida selectiva de envases domésticos en 2020 a pesar de la pandemia por coronavirus. Así se desprende de los datos publicados por Ecoembes, organización ambiental sin ánimo de lucro encargada de la gestión de envases domésticos ligeros en España, que ha publicado los datos de recogida de estos residuos correspondientes a la región. En el último año, el uso del contenedor amarillo creció un 8%, y del azul un 2,7%.

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad en funciones, Paloma Martín, ha destacado que el Gobierno regional “está impulsando políticas para implantar el modelo circular en la región en base a dos principios: reducir la generación de residuos y darles valor transformándolos en nuevos recursos”.

Martín ha recordado que “el reto de la sostenibilidad nos obliga a todos a reducir el uso de recursos naturales, prolongar el ciclo de vida de los productos, fomentar la reutilización y el consumo responsable”. Por ello, “es importante conseguir una región sostenible con el medio ambiente”, tal y como demuestra los más de 45 kg de residuos por madrileño recogidos procedentes de los contenedores azules y amarillos.

De los datos que hoy se han dado a conocer se desprende que cada madrileño depositó 28,3 kg de basuras -un 8% más respecto al año anterior – en los 133.347 contenedores amarillos destinados a los envases domésticos de plásticos, metales y briks. Una cantidad que, durante los últimos cinco años, se ha incrementado un 38%, y que refleja el creciente compromiso ciudadano con el reciclaje.

Además, la colaboración ciudadana con esta actividad a través del contenedor azul creció un 2,7%, gracias a que cada madrileño depositó 19,5 kg de papel y cartón en los 26.489 contenedores azules que hay situados en la vía pública. Una cifra que, durante los últimos cinco años, ha aumentado un 61%. En los contenedores azules, además de envases domésticos, se depositan otros residuos, como el papel, el cartón comercial y las revistas.

Los envases domésticos ligeros de plástico, metal, brik, papel y cartón se recogieron también en otros puntos de reciclaje, como los más de 12.500 contenedores de recogida selectiva situados en lugares de gran concurrencia (oficinas, estadios, hostelería y festivales, entre otros). También se acumularon en las plantas de residuos urbanos a las que se trasladan los contenedores de resto.

En total, y gracias al esfuerzo y compromiso de la sociedad madrileña, en 2020 se entregaron a instalaciones recicladoras homologadas un total de 209.621 toneladas de envases domésticos, un 1,3% menos que el año anterior. No obstante, en contraposición a la subida de la recogida selectiva en la calle, la reducción -e incluso la cancelación- de la actividad comercial, empresarial y de eventos a causa del COVID-19 en los lugares de gran concurrencia, supuso un descenso en la generación de envases domésticos en estas ubicaciones.

Compromiso con el medio ambiente

La Comunidad de Madrid, en colaboración con Ecoembes y la Federación Madrileña de Municipios, está implantando el Plan de Mejora de la Recogida de envases ligeros en la región, desarrollado a través de la Dirección General de Economía Circular de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, con el objetivo de consolidar el reciclaje en región.

Para ello, se han realizado diversos estudios de contenerización, jornadas con de formación responsables y se han entregado cerca de 2.000 papeleras de recogida selectiva y más de 1.000 contenedores ligeros con el fin de acercar el reciclaje a los municipios madrileños.