Una grada retráctil para el centro El Corralizo de Colmenar del Arroyo

Share:

COLMENAR DEL ARROYO. La Comunidad de Madrid ha finalizado las obras para la instalación de una grada retráctil en el Centro Cultural-Deportivo El Corralizo de Colmenar del Arroyo, con el objetivo de incrementar el uso polivalente de esta infraestructura al transformarse en salón de actos, cine o espacio de exposiciones, según las necesidades.

El consejero de Administración Local y Digitalización, Carlos Izquierdo, ha visitado esta localidad de la sierra oeste donde, acompañado por su alcaldesa, Belén Barbero, ha conocido el resultado de los trabajos realizados en este espacio “tan importante para todos los vecinos del municipio y donde el Gobierno regional ha invertido más de 212.000 euros con cargo al Programa de Inversión regional”, ha dicho el consejero.

El Corralizo es un gran complejo que alberga la biblioteca municipal, el centro de mayores, un campo de futbol con césped artificial, una pista deportiva cubierta y las piscinas municipales. “Todas estas dotaciones han sido construidas a través de los programas de inversión de la Comunidad de Madrid, al igual que la nueva sala audiovisual o esta grada que se pliega o se despliega según la actividad que se vaya a desarrollar. Con ello, Colmenar del Arroyo gana un nuevo salón de actos donde los vecinos van a poder disfrutar de un espectáculo teatral, una película o cualquier otro acto cultural, ganando espacio, comodidad y aforo”, ha explicado Izquierdo.

Además, con cargo al PIR 2015-2019, se ha arreglado la cubierta de este espacio cultural y deportivo y está en ramitación la construcción de un gimnasio y un almacén anexo a la pista cubierta situada en esta instalación municipal.

Impulso a los municipios más pequeños

El consejero madrileño también ha recordado que el Plan de Actuación del nuevo PIR 2022-2026, aprobado la pasada semana por el Consejo de Gobierno, “supone una clara apuesta del Ejecutivo regional por el municipalismo, especialmente por las inversiones en aquellas localidades de menos de 20.000 habitantes”.

“Dedicamos un 61% de 650 millones de euros a esos 144 pueblos de la región con menor población y capacidad de gestión, es decir, casi 400 millones para impulsar la cohesión territorial, las nuevas infraestructuras y dotaciones, luchar contra la despoblación e incentivar el empleo”, ha añadido Izquierdo.