La Finca Vista Alegre de Carabanchel podrá visitarse todos los días con horario ampliado

Share:

MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy que la Finca Vista Alegre, en Carabanchel, uno de los nueve parques históricos de la región, se podrá visitar todos los días desde el próximo mes de septiembre, con horario ampliado. De acceso libre, hasta ahora está abierto al público en general los fines de semana y festivos, de 10:00 a 18:00 horas (de octubre a marzo) y de 10:00 a 20:00 (de abril a septiembre). Por ello, ha invitado a los ciudadanos a acudir al recinto, remodelado hace ahora un año, y sumarse a las más de 70.000 personas que ya han podido disfrutar de espacios restaurados como la Estufa Grande, el Baño de la Reina, el Palacio Viejo o la Plaza de las Estatuas.

Con una extensión de más de 45 hectáreas, de las que se ha actuado sobre 17, hay distintos jardines, palacios, una ría artificial y edificios singulares que actualmente se encuentran en distintas fases de rehabilitación, aunque algunos ya son de acceso al público. Desde el siglo XIX, como ha explicado la presidenta, fue un bien de posesión Real y finca de recreo del marqués de Salamanca, antes de su venta al Estado en 1886 y su posterior transferencia a la Comunidad de Madrid. Su acceso es libre, los fines de semana y festivo con horario de 10 a 20 horas (de abril a septiembre) y de 10 a 18 horas (de octubre a marzo).

La recuperación y apertura es una demanda histórica de los vecinos de este distrito de Madrid, que vieron satisfechas sus reivindicaciones en 2018, fecha en la que arrancó la intervención con un presupuesto total de 15,7 millones de euros hasta 2023. La rapidez con la que se han llevado a cabo las obras ha permitido que una buena parte se abriera a los visitantes el 1 de mayo del año pasado, pese a la ralentización provocada por la pandemia. El plan de actuación, ha señalado Díaz Ayuso, se basa en tres ejes principales: impulsar la regeneración del espacio, consolidar el parque histórico y la apertura de los jardines para el disfrute de la ciudadanía, “preservando sus valores históricos y culturales y garantizando su convivencia con el resto de instituciones” que lo conforman.