El ocio entre entidades sociales

87
0
Share:

José Manuel Dolader. 

Es importante que las entidades sociales fomenten el ocio entre sus asociados para conocerse mejor y ampliar la cultura y poder disfrutar de los lugares tan históricos que tiene la Comunidad de Madrid.

Este pasado sábado 1 de octubre la Asociación Corazón y Manos y los socios de la Asociación la Barandilla pertenecientes al Hospital de Día Lajman decidieron visitar los jardines del Palacio Real de La Granja de San Idelfonso.

La creación del Real Sitio de La Granja fue, sin duda, la contribución más importante del reinado de Felipe V a la historia de los jardines españoles.

Para disfrutar de los rincones más desconocidos de estos jardines declarados Reserva de la Biosfera los acompaño el historiador y cronista oficial de La Granja Eduardo Juárez, que explico la historia de las fuentes monumentales que posee este maravilloso parque y los rincones y paseos desconocidos para la mayoría de los visitantes.

Juárez explicando las características y las obras previstas en el Jardín de la Reina.

Disfrutando de la mitología y la historia de las distintas fuentes que tienen estos jardines de La Granja.

Explicación sobre los juegos que realizaba el rey con sus invitados en uno de los paseos de La Granja.

Estas salidas culturales también representan para algunas personas una forma de socializar y disfrutar de los compañeros que ven todos los días de una forma diferente y más relajada.

Las medidas Covid no les permite comer tantas personas juntas en el Hospital de Día Lajman a diario, pero en este viaje han podido disfrutar de la comida típica de esta zona de Segovia.

Entre las personas que asistieron de la Asociación Corazón y Manos estaba su presidente Cristóbal Valderas, presidente también de CLECE, que gestiona algunos de los servicios que tiene el Palacio Real de la Granja de San Idelfonso y que gestiona Patrimonio Nacional.

Cristóbal Valderas con una de las personas que trabajan en CLECE en este lugar tan visitado, a pesar de que las fuentes solo funcionan unos pocos días al año.

En total hay 21 fuentes con más de 300 surtidores de agua. Si bien solo funcionan todas a la vez 3 veces al año: el 30 de mayo, el 25 de julio y el 25 de agosto. Cuando funcionan todas a la vez consumen 9.000 metros cúbicos por hora, la misma cantidad que consume la ciudad de Segovia, por eso las fuentes estaban pensadas para ser encendidas solo cuando se acercaba el rey.

En la foto de portada vemos a los socios de estas entidades antes de volver a Madrid.