Madrid renueva su sello a la excelencia empresarial, que han obtenido más de 700 compañías

Share:

MADRID. La Comunidad de Madrid ha renovado su sello a la excelencia empresarial para adaptarse a las demandas actuales de la sociedad. Este cambio engloba, junto con una nueva identidad corporativa de la certificación Madrid Excelente, un modelo de acreditación innovador, una actualización de los parámetros que miden las buenas prácticas de las compañías y una plataforma digital que hace el proceso más accesible.

El viceconsejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Manuel Llamas, ha presentado las novedades de esta iniciativa y ha destacado que “se trata de seguir apoyando al tejido productivo de la región, y para ello tenemos que estar alineados con las necesidades actuales del mercado”.

Así, se han definido cuatro grandes fundamentos de concesión: Propósito (organización y planificación estratégica); Planeta (acciones para favorecer la sostenibilidad y respetar el medio ambiente); Personas (fomento del bienestar y satisfacción de las personas), y Progreso (innovación, tecnología, etc.).

“Queremos que los ciudadanos sientan Madrid Excelente como suyo, que tengan la tranquilidad al entrar a un establecimiento con el sello de saber que está certificado en base a rigurosos estándares de calidad, preocupación por el cliente, cuidado del planeta, sus empleados y la comunidad que le rodea”, ha enfatizado el viceconsejero madrileño.

Madrid Excelente se alinea así con las tendencias actuales del mundo corporativo, que muestra una preocupación creciente hacia aspectos de sostenibilidad (criterios ESG, ambientales, sociales y de gobernanza), convirtiendo estos aspectos en parte fundamental de su proyección a futuro.

En cuanto a la tramitación de la evaluación, se ha diseñado una plataforma digital que centraliza todo el proceso dotándolo de mayor accesibilidad para todo tipo de personas.

Desde 2022 promoviendo la excelencia y competitividad

La Comunidad de Madrid puso en marcha el sello Madrid Excelente en 2001 y desde entonces lo han obtenido más de 700 compañías que operan en la región, desde multinacionales a micropymes. La certificación se hace mediante evaluaciones externas de entidades especializadas en este ámbito (ACMS, AENOR, Applus, Auren, Bureau Veritas, Cámara Certifica, Eduqatia y SGS) y en base a un modelo de referencia propio, que se convierte en una herramienta para que las organizaciones puedan mejorar su gestión.

Con cada evaluación se elabora un informe técnico con los puntos fuertes de la organización y se propone un plan de mejora, lo que dota a las empresas de herramientas para medir su situación, diferenciarse de la competencia y seguir avanzando hacia la excelencia.

La Fundación Madrid por la Competitividad, adscrita a la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, es la encargada de gestionar este sello. Su objetivo principal es la promoción de la competitividad, la calidad y la responsabilidad social y ambiental en las empresas de la región.