Inversión de 350.000 € para el entorno del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Share:
Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

MADRID. La Comunidad de Madrid ha publicado esta semana en el Boletín Oficial regional (BOCM) una convocatoria de ayudas a los municipios que se encuentran en el área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (PNSG). La inversión para esta iniciativa es de 350.000 euros y los proyectos de dinamización de este entorno se pueden presentar desde hoy hasta el 7 de junio.

Las 15 localidades que se pueden beneficiar de esta actuación son Alameda del Valle, Becerril de la Sierra, Cercedilla, El Boalo, Lozoya, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, Navacerrada, Navarredonda y San Mamés, Pinilla del Valle, Rascafría y Soto del Real, por encontrarse dentro del enclave natural, así como Canencia, Guadarrama y Los Molinos, ubicados en la zona periférica de protección. Los requisitos se encuentran disponibles en este enlace.

Las ayudas se dividen en cinco líneas diferentes: la modernización de infraestructuras urbanas, periurbanas y rurales, además de la mejora de servicios de la Administración local; la conservación o restauración del patrimonio natural con mayor repercusión ecológica; la eliminación del impacto sobre los valores naturales o culturales del Parque Nacional, incluido el visual sobre la percepción estética; la compatibilidad de actividades y usos tradicionales con la preservación natural, y el cuidado del patrimonio arquitectónico, especialmente por su interés histórico-artístico o cultural.

Cada uno de los proyectos podrá obtener una ayuda de hasta 25.000 euros, con un límite de 50.000 por consistorio, correspondiendo al 80% o el 100% del gasto subvencionable si logra la máxima puntuación. La ejecución deberá tener una duración máxima de seis meses y debe realizarse entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de este año.

Una reserva natural en Madrid

Declarado Parque Nacional en 2013, el PNSG cuenta con una elevada riqueza florística con más de 2.100 especies y subespecies de plantas, junto a ricos pinares, que cumplen con funciones de conservación de la biodiversidad y del paisaje, la protección del suelo, el control hidrológico y el recreo. En cuanto a la fauna, también con una gran variedad, destaca una importante colonia de buitre negro, objetivo de un exhaustivo seguimiento.

Por otra parte, desde 2017, se encuentran en él las Reservas Naturales Fluviales del Manzanares y Eresma, cuyo objetivo es preservar aquellos tramos de los ríos con escasa o nula intervención humana. Y cuenta con 240 humedales de alta montaña entre lagunas, charcas, arroyos y turberas de gran interés y valor ecológico, como la laguna Grande de Peñalara que se ha recuperado durante los últimos años y actualmente se encuentra en un buen estado de conservación.