Nuevo bus rápido cero emisiones entre Valdebebas y Sanchinarro

Share:

MADRID. La Comunidad de Madrid estrena hoy el recorrido ampliado del primer bus de uso prioritario (BuP) cero emisiones que da servicio a los vecinos de los barrios de Valdebebas y Sanchinarro en la capital, con un itinerario que abarca 19 paradas. La línea, con preferencia en los semáforos y en las intersecciones, tiene una longitud de 31 kilómetros y en 19 de ellos circula por una vía diferenciada para su uso. La flota es de 10 autobuses con capacidad para 100 viajeros.

“Este proyecto es una muestra más del firme compromiso que tiene el Gobierno regional con la modernización, la accesibilidad y la sostenibilidad de la red del transporte público madrileño”, ha manifestado hoy el consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras, Jorge Rodrigo, durante la inauguración de esta prolongación junto al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Este BuP ya opera desde el mes de mayo cubriendo 13 paradas entre las que se encuentran los hospitales públicos Ramón y Cajal y Enfermera Isabel Zendal y el futuro intercambiador de Valdebebas, que estará finalizado el próximo año 2024. A partir de ahora, se aumenta en 5,6 kilómetros, lo que le permitirá atender también a las zonas residenciales situadas en torno al eje de la Avenida de Manuel Fraga Iribarne. Las seis nuevas paradas se sitúan en la glorieta Antonio Bonet, la Avenida Secundino Suizo, Glorieta de Francisco Jareño, Glorieta de José Paz Maroto, Glorieta de Javier Bellosillo y la De Antonio Valdés González-Roldán.

Con este proyecto se mejora la interconexión y se disminuyen los tiempos de viaje, considerablemente, dado que los buses rápidos discurren por un carril de circulación preferente y no necesitan sortear a otros vehículos para llegar a la parada. Tal y como ha explicado el consejero Rodrigo, otra de las ventajas de esta línea es que dispone de un sistema de venta previa de billetes sencillos en marquesinas agilizando los tiempos del trayecto.